Repasamos algunos datos sobre la historia y la actualidad de nuestro próximo rival en la Champions, el Red Bull Leipzig. Un duelo que se está convirtiendo en muy habitual en las últimas temporadas.

Los partidos entre Manchester City y RB Leipzig vienen camino de convertirse en un clásico de los últimos tiempos. Con los dos encuentros de esta fase de grupos en la Champions, nos habremos enfrentado a los alemanes un total de seis veces en las últimas tres temporadas.

Ya en la campaña 2021-2022, los Toros Rojos fueron uno de nuestros rivales en fase de grupos. Por aquel entonces, les vencimos por 6-3 en Manchester y en Leipzig nos superaron 2-1, ya sin nada en juego en la última jornada.

La temporada pasada, la 2022-2023, el sorteo nos deparó un nuevo enfrentamiento entre ambos, esta vez en octavos de final. En el Red Bull Arena, la ida fue bastante complicada y sólo pudimos llevar un empate a 1 en el Etihad Stadium. En casa, un 7-0 con repóquer de goles de Erling Haaland nos sirvió para progresar a los cuartos de una Champions que terminaríamos ganando.

Ya esta temporada, en fase de grupos, logramos una notable y trabajada victoria por 1-3 con goles de FodenJulián Álvarez y Doku. Los dos últimos tantos llegaron en los compases finales.

UN EQUIPO DE SÓLO 14 AÑOS QUE YA ESTÁ SITUADO EN LA ÉLITE EUROPEA

El Red Bull Leipzig nació en 2009 como parte del proyecto de expansión de la marca de bebidas energéticas en el mundo del fútbol. La multinacional, que ya había comprado la escudería de Fórmula 1, comenzó su periplo en el fútbol contra la compra del SV Austria Salzburg. En 2006, se hicieron con el New York Metrostars. Tres años más tarde, llegó el turno del SSV Markranstadt, de la quinta división alemana, reconvertido en el RB Leipzig.

El ascenso del club alemán fue meteórico. Ya en la primera temporada logran ascender y sólo tardan siete años en alcanzar la máxima categoria del fútbol alemán, la Bundesliga. Además, en su primera participación en la temporada 2016/2017 terminan segundos, sólo por detrás del Bayern de Múnich.

Desde entonces, se han mantenido en la élite alemana y se han convertido en un clásico también de las principales competiciones europeas.

De hecho, en la Champions del COVID, en 2020, llegaron hasta semifinales después de superar al Atlético de Madrid en cuartos.

Siguiendo con sus éxitos europeos recientes, la temporada pasada llegaron a semifinales de la Europa League, pero se les resistió el título.

A nivel doméstico, desde el ascenso, el RB Leipizig ha logrado dos segundos puestos (2017 y 2021), otros tres terceros (2019 y 2020) un sexto (2018) y un cuarto (2021).

Mejor suerte han tenido en las dos últimas ediciones de la Copa de Alemania, con doble título. Más recientemente consiguieron la que quizás ha sido su victoria de más prestigio hasta la fecha: un 0-3 contra el Bayern de Múnich en la Supercopa de Alemania este mismo verano.

En su plantilla cuentan con jugadores que son referencia en toda el mundo, como Dani Olmo, quien marcó los tres goles en la Supercopa ante los bávaros; Xavi Simons, uno de los talentos más precoces del múndo del fútbol que está empezando a explotar; o Timo Werner, el gran delantero que vuelve a la casa donde triunfo después de un no muy exitoso pase por el Chelsea.

Echando la vista atrás, tampoco se quedan cortos en talento histórico. Pese a su juventud como club, por la estructura deportiva Leipzig/Salzburgo ya han pasado futbolistas como nuestro Erling Haaland, Joshua Kimmich, Dayot Upamecano o Sadio Mané. Como Nagelsmann, campeón de la Bundesliga con el Bayern de Múnich.

el representante de más nivel de la alemania del este

El Red Bull Leipzig, además, se ha convertido en el conjunto más fuerte de la que durante décadas fue considerada la Alemania del Este.

El Muro de Berlín cayó el 9 de noviembre de 1989 y la reunificación alemana se firmó en la ciudad el 3 de octubre de 1990, en un año también histórico para el fútbol germánico: la República Federal Alemana acababa de ganar el Mundial de Italia.

La Oberliga de la RDA sobrevivió al propio país. Con la reunificación firmada y la temporada comenzada, el campeonato se disputó hasta su conclusión.

Los catorce clubs jugaban por uno de los dos puestos que daban acceso a la Bundesliga. Del tercero al sexto jugarían en segunda. Del séptimo al duodécimo disputarían un playoff con equipos del oeste por solo dos plazas de permanencia en Segunda. El destino de los perdedores sería la tercera división, el mismo que el de los dos colistas de la última Oberliga de la historia.

Los conjuntos de la antigua República Democrática Alemana comenzaron a participar en la Bundesliga la temporada 1991/92, en la que el campeonato se expandió a veinte equipos para poder acogerlos.

Energie Cottbus, Hansa Rostock, Dynamo Dresden y el VfB Leipzig han sido, a lo largo de los años, equipos de Bundesliga.

Durante quince temporadas, como mínimo un conjunto de la RDA estuvo presente en la máxima categoría. La Bundesliga volvería a quedarse sin conjuntos del este en 2010, por siete temporadas.