Pep Guardiola dice que sus jugadores están desesperados por terminar la campaña con buen sabor de boca ganando la FA Cup y la Liga de Campeones.

Pese a quedarse cerca de la Premier League, los éxitos en la Community Shield de agosto y la Copa de la Liga en marzo da la oportunidad al Manchester City de terminar la campaña con cuatro títulos por segunda campaña consecutiva.

La victoria ante el Newcastle coloca a los celestes en las semifinales de la FA Cup, donde se medirán al Arsenal. 2-1 es la ventaja con la que el City afrontará más adelante la vuelta de los octavos de la Liga de Campeones frente al Real Madrid.

Cityzens Giving For Recovery | Dona

Guardiola, tras la victoria en St James’ Park, desafió a sus jugadores a seguir con la excelente racha de trofeos de las últimas campañas. “Siempre hay hambre. Los números hablan por sí solos. Estamos encantados de que, después de perder contra el Chelsea, volvamos a Londres para jugar la semifinal”.

“Jugamos para ganar. Hablamos después de lo que pasó en la Premier League, necesitamos dos victorias más para clasificarnos para la Liga de Campeones. Pero aún quedan dos torneos que podemos ganar. Hoy dimos un primer paso. Será bueno llegar al partido del Real Madrid en las mejores condiciones posibles. Ganar este título sería la mejor forma de prepararse para ello”.

Un penalti convertido por Kevin De Bruyne y un fantástico disparo de Raheem Sterling sellaron la victoria frente al Newcastle United. Fue una victoria enfática, en la que el City dominó el partido por completo. Tras el pitido final, Guardiola elogia el tanto de Sterling, y asegurando lo positivo que es haber encontrado un lanzador de penaltis fiable como De Bruyne tras los problemas al inicio de la temporada.

City+ | Suscríbete

“El de Raheem fue un gol fantástico”, celebró Pep. “Aún no he visto la repetición de la jugada. Gabriel Jesus podría haber cabeceado el balón pero creo que el rival lo empujó”.

De Bruyne es totalmente fiable, ojalá siga así porque hemos sufrido mucho con esto esta temporada. Hemos fallado, creo, unos cinco o seis penaltis. Ahora Kevin tiene la responsabilidad. Tiene confianza y eso es importante para nosotros”.