Equipo masculino

Pablo Zabaleta, mancuniano de adopción

Repasamos en este extenso texto los nueve transformadores y exitosos años de argentino en el Etihad Stadium.

Pablo Zabaleta llegó a Manchester en agosto de 2008 con un considerable pedigrí.

Después de levantar la Copa del Rey en su primera temporada en Europa con el Espanyol, fue una figura determinante en el camino del conjunto catalán hasta la final de la Copa de la UEFA de 2007 en la que cayó en los penaltis ante el Sevilla en Glasgow.

Internacional consagrado con Argentina, el lateral derecho, en otras circunstancias, podría lucir más de las seis internacionalidades sumadas en ese momento a no ser de tener por delante a toda una leyenda del fútbol argentino como Javier Zanetti.

Al final de aquella temporada, Zabaleta decidió que era el momento de afrontar nuevos retos y unirse al City, una decisión propia, pero, sin duda, más que meditada.

Campeón de la Copa del Rey con el Espanyol.
Campeón de la Copa del Rey con el Espanyol.

Zabaleta llegó a Inglaterra siendo prácticamente un desconocido, un sentimiento, hasta cierto punto, compartido por el propio Pablo.

Más allá de algunos pocos integrantes de la plantilla, conocía más bien poco sobre sus nuevos compañeros, mientras que el mordisco de una fría y ventosa noche de Manchester poco o nada tenía que ver con la agradable brisa en una noche catalana.

Sin embargo, el atractivo del fútbol de la Premier League era algo que Pablo no deseaba perderse.

"En Manchester el tiempo no era tan bueno como en Barcelona, pero la experiencia de poder jugar en la Premier League lo era todo para mí", admite Pablo.

"Cuando el Manchester City vino a buscarme, tenía 23 años y firmaba por un club de la zona media de la tabla por aquel entonces".

"Miré por internet, busqué la plantilla, y solo conocía a algunos pocos jugadores. Probablemente a Shaun Wright-Phillips que venía del Chelsea, a Martin Petrov porque estaba en el Atlético de Madrid, a Elano y a Dietmar Hamann".

Pablo en su primera campaña en Manchester.
Pablo en su primera campaña en Manchester.

"Fue a YouTube a buscar videos del Manchester City. La Premier League lo era todo para mí, ¡y acabé jugando en ella durante doce años!".

Nueve de esos años los pasó en el Etihad Stadium, donde su entrega a la causa y su predisposición a jugarse hasta el físico hizo que rápidamente se ganara el cariño de los aficionados.

Centrados solamente en su concienzudo estilo de juego y a la inquebrantable profesionalidad y liderazgo, Pablo Zabaleta era un futbolista hecho a medida para el fútbol de la Premier League allá por 2008.

Pero tener todas las aptitudes necesarias para jugar en una nueva liga no es garantía de éxito como lo son las capacidad y la predisposición a asentarse en un nuevo entorno.

La voluntad de sumergirse en una nueva cultura totalmente y hacer esa transición lo más ligera posible, fue determinante en los futuros logros de Pablo Zabaleta en su etapa en Inglaterra.

"Era un jugador duro, desagradable. Siempre fue mi estilo. Mi forma de jugar estaba hecha para la Premier League".

"Actualmente los árbitros han cambiado un poco. No se puede hacer según que tipo de entradas. Pero es bueno".

"Estuve en el hotel Hilton durante tres semanas cuando firmé y luego encontré un apartamento".

"Estaba con un amigo. Caminábamos por Manchester casi cada día, íbamos a Trafford Centre. Fue bonito. Nunca he tenido quejas respecto a nada sobre Manchester".

"Que en invierno anochezca a las cuatro de la tarde era algo nuevo. No hablaba nada de inglés y comunicarse era complicado, pero con mucho esfuerzo aprendí el idioma para poder hablar con la gente, no solo con los compañeros, sino toda la gente del Club".

"Hice de Manchester un gran lugar para mí. Fueron nueve años magníficos, sinceramente", asegura Pablo.

Pablo Zabaleta, leyenda del Manchester City.
Pablo Zabaleta, leyenda del Manchester City.

El vínculo que Pablo Zabaleta forjó con el City permanece igual de fuerte, incluso después de su etapa en el West Ham iniciada tras dejar el Club en 2017.

Retirado desde 2020, a los 37 años, Pablo sigue vinculado con el fútbol como analista en medios de comunicación y recientemente visitó el barrio de La Cava en Buenos Aires como parte de una de las iniciativas llevadas a cabo por Cityzens Giving.

El proyecto tiene como objetivo proporcionar educación sobre el agua, además de proveer con auga potable y la tecnología necesaria para acceder a ella a las comunidades que lo necesitan. Zabaleta participó en varias actividades donde respondió a las preguntas de los jóvenes líderes locales a los que visitó acompañado del trofeo de la Premier League.

La pasión por devolver a la comunidad y formar parte de un cambio positivo, de alguna manera, es una vuelta a los primeros años de Pablo en el City.

Después de meditar sobre su marcha a Manchester, rápidamente se convenció de que el ambicioso proyecto del Abu Dhabi United Group era el adecuado en el que formar parte.

La misma pasión que destilaba Pablo en sus carreras por la banda derecha, bajo las órdenes de Mark Hughes, Roberto Mancini, Manuel Pellegrini o Pep Guardiola.

Un entusiasmo que hizo de Pablo Zabaleta uno de los favoritos de los seguidores del City desde el primer instante.

"Vieron a un jugador desconocido que desde el primer día entregaba su corazón. Y lo hice por todos los clubs en los que he estado".

"Cuando llegaron los nuevos propietarios quería formar parte del Club y cambiar su historia".

"Muchos jugadores mostraron su compromiso desde el primer día. Yo quería ayudar a llevar al Club a un nivel mucho más alto".

"Pero no solo en el campo, fuera también. Tienes que ser agradable con la gente. Hay mucha gente involucrada".

"La única forma de ayudar al Club a crecer es tratando a todo el mundo de la misma manera. Su respetas a la gente, recibes el mismo respeto".

Zaba durante su viaje a Buenos Aires como embajador del City.
Zaba durante su viaje a Buenos Aires como embajador del City.

Las bases de un equipo capaz por competir por los cuatro títulos en juego cada temporada comenzaban a asentarse.

Junto a los futuros campeones de la Premier League Joe Hart, Vincent Kompany, Micah Richards y Nigel De Jong, Zabaleta ayudó al City a alcanzar los cuartos de final de la Copa de la UEFA en su primera temporada en el Etihad Stadium.

Nuevos refuerzos llegaron el verano siguiente. Kolo Touré, Joleon Lescott, Gareth Barry y Carlos Tévez, todos fundamentales para ayuda al City a romper el techo de cristal.

Sin poder todavía alcanzar la clasificación para la Liga de Campeones o levantar un título, con derrotas agónicas ante Tottenham y Manchester United, el equipo terminaría en quinta plaza y caería en las semifinales de la Copa de la Liga.

La segunda temporada de Pablo Zabaleta en Manchester representaría una de las mayores decepciones, pero la progresiva escalada del City hacia los peldaños más altos del fútbol inglés seguía adelante.

En particular, un fichaje en concreto a mitad de la temporada 2009/10 sería el empujón definitivo en el crecimiento del Club a ojos del argentino.

Roberto Mancini y Pablo Zabaleta.
Roberto Mancini y Pablo Zabaleta.

"Mark Hughes me fichó, así que si no hubiera sido por él no estaríamos hablando de esto ahora. Siempre le estaré agradecido por haberme dado la oportunidad de venir a Manchester".

"No tengo un entrenador favorito. Todos han hecho un trabajo magnífico para el Club".

"Pero cuando llegó Roberto Mancini lo hizo un entrenador con una mentalidad ganadora y todos esos fichajes que estarían en el Club durante tantos años".

"Hablamos de esa clase de jugadores capaces de llevar al equipo a lo más alto. Eso fue durante la etapa de Mancini".

David Silva, Yaya Touré fueron los siguientes en aterrizar en el verano de 2010. Jugadores campeones del mundo, de Europa y de la Liga de Campeones, con la selección española el Mago y con el Barcelona el africano, a los que se uniría un joven Mario Balotelli para reunirse con el que fuera su técnico en el Inter de Milán.

El impacto fue instantáneo. Solo la diferencia de goles separaba al City del primer puesto de la tabla superado el ecuador de la temporada. 

Para asaltar la Premier League haría falta otra temporada, pero el la larga espera de 35 años para levantar un título comenzaba a llegar a su fin.

Victorias ante el Leicetser City, el Notts County, el Aston Villa y el Reading permitieron al City alcanzar las primeras semifinales de la FA Cup desde 1981, nada más y nada menos que ante el Manchester United.

El equipo de Sir Alex Ferguson se encaminaba hacia al cuarto título de la Premier League en cinco años y la tercera final de la Liga de Campeones desde 2008. Un obstáculo gigante en el camino del City.

Pero fue Yaya Touré, uno de los jugadores de clase mundial a los que se refiere Pablo, quien se convirtiera en el héroe de aquel día, con el único gol del partido a lo ocho minutos de la reanudación.

Zabaleta solo se perdió un partido en el trayecto del equipo en aquella FA Cup y brilló en Wembley, demostrado una vez más su entrega en la causa, a pesar a recibir una dura entrada de Paul Scholes en la rodilla con veinte minutos todavía por delante.

Como ya era de costumbre, el defensor simplemente se sacudió el polvo para seguir adelante hacia una victoria que se convirtió en un momento crucial en su historia con el City.

Yaya Touré sería de nuevo el protagonista en la victoria 1-0 en la final ante el Stoke City, pero Zabaleta recuerda con especial entusiasmo aquella victoria ante el United, a pesar de todos los títulos posteriores que llegarían.

"Aquel partido es uno de mis grandes recuerdos con el City", asegura.

"Llegamos a la semifinal en Wembley contra el Manchester United, ganamos y alcanzamos la final".

"Creo que mentalmente la final era contra el United, sin faltar al respeto al Stoke. Se podía sentir en el ambiente antes del partido".

"Costó dos años construir un equipo potente. Eso no se hace solo juntando grandes nombres, también se necesita una mentalidad ganadora".

El primer gran título para el City desde 1976 reflejó que el progreso del City por fin iba de la mano de los títulos e hizo crecer las expectativas de cara a la temporada 2011/12.

El equipo de Roberto Mancini estaba preparado para objetivos mayores: acabar con el dominio del United en la que todavía es una de las luchas por el título de la Premier League más épicas que se recuerda.

La FA Cup de 2011, el primer gran título del City desde 1976.
La FA Cup de 2011, el primer gran título del City desde 1976.

Zabaleta siempre dio la cara cuando las circunstancias lo requerían. Su único gol aquella temporada llegaría en el momento decisivo ante el Queens Park Rangers justo antes del descanso.

Mucho se ha hablado y escrito sobre la locura de los acontecimientos en aquel segundo tiempo ante el QPR, por lo que la contribución de Pablo aquella tarde queda, a menudo, en el olvido.

"¡Segiro me robó el protagonismo! Fue mi único gol de la temporada", bromea Pablo sobre la recordada tarde en la que el City conquistó su primer título de liga desde 1968.

"Fue todavía más especial porque era su primera temporada en el Club. Fue el jugador idoneo en el momento adecuado. Solo Sergio podía haber marcado ese gol".

"Algunos jugadores habrían buscado el penalti, pero el solo quiso seguir adelante y rebentarla".

"Solo jugadores como Sergio, con esa sangre fría, pueden hacer que momentos como este tengan lugar".

El City no pudo defender el título de la Premier League la temporada posterior en la que alcanzó la final de la FA Cup que se llevaría el Wigan en el fin del reinado de Roberto Mancini en el Etihad Stadium.

Pero las actuaciones de Pablo en la banda derecha siguieron al nivel habitual para acabar ganándose un puesto en el Equipo del Año de la Asociación de Futbolistas Profesionales.

Y mantuvo el listón con la llegada de Manuel Pellegrini con el que el Club conseguiría recuperar la Premier League con una nueva última jornada decisiva del campeonato.

El equipo del chileno se disputó el título en aquella ocasión, como sucediera en 2012, con un rival de enorme entidad, en aquella ocasión el Liverpool liderado por Luis Suárez.

La derrota en Anfield ante el equipo de Brendan Rodgers y el empate 2-2 ante Sunderland dejó al equipo seis puntos por debajo de los Reds con solo cuatro partidos por delante, con exigentes visitas a Crystal Palace y Everton por delante.

El equipo sumaría los doce puntos en juego en las cuatro últimas jornadas, con triunfos en el Etihad Stadium contra Aston Villa y West Ham, en la última fecha, y aprovechar el derrumbe el Liverpool para terminar dos puntos por encima de los Reds en lo más alto de la tabla.

Apenas veinte días antes, el título parecía algo imposible después de la derrota en Anfield, pero Pablo explica que el equipo nunca dejó de creer.

"Jugamos un gran fútbol aquella temporada. El Liverpool también estaba en un gran momento y fue un gran adversario. Pero creo que nunca dejamos de creer en nuestras posibilidades".

"Ya en 2012 con Mancini estuvimos en una posición similar con el Manchester United y seguimos luchando hasta el último instante".

"Por eso ganamos la Premier League. Esas dos temporadas fueron fantásticas".

Campeón de la Premier League en 2012 y 2014.
Campeón de la Premier League en 2012 y 2014.

En los siguientes tres años, Zaba sumaría otra Copa de la Liga en su palmarés con el City y se convirtió también un fijo para Pep Guardiola en su primera temporada en el Etihad Stdium.

En mayo de 2017 y con una remodelación de la plantilla en el horizonte, llegó el momento de poner punto y final a nueve años de carrera en el Club.

El defensa anunció su marcha antes del último partido de la temporada en casa ante el West Bromwich y pudo recibir el reconocimiento y la ovación más que merecida en una emocionante vuelta de honor al término del encuentro.

Las celebraciones continuaron con la entrega por parte del capitán Vincent Kompany de un carnet de socio vitalicio del Manchester City.

Fue un merecido reconocimiento al argentino y a su impacto en el Club y en los aficionados y que tuvo continuidad en su visita al Etihad Stadium con la camiseta del West Ham la temporada posterior.

De tener que buscar en internet a sus nuevos compañeros y videos en YouTube sobre el Manchester City en agosto de 2008 a convertirse en una leyenda del Club con 300 partidos disputados y todos los trofeos ingleses posibles conquistados. La transformación del Club de la mano de Pablo Zabaleta durante los nueve años de trayectoria conjunta es innegable.

Duro y directo en su juego, sin temor y entregado a la causa sin matices, nunca el término 'mancuniado de adopción' se sentó tan bien a alguien.

Pablo Zabaleta, mancuniano de adopción.
Pablo Zabaleta, mancuniano de adopción.

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?
loading