Kevin De Bruyne, en la previa de la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones

El City busca el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones tras la igualada 1-1  en la ida disputada en Leipzig.

Riyad Mahrez puso al City en ventaja en la primera parte, pero Josko Gvardiol igualó para los locales en el segundo tiempo.

“No hay riesgo de subestimar al rival porque hemos jugado contra ellos varias veces en los últimos dos años”, ha explicado en la previa Kevin De Bruyne.

“Sabemos qué tipo de equipo es. Con mucha energía y mucha calidad. Es un equipo intenso. Tienen el ADN Red Bull, con muchos jugadores jugando en la zona central”.

“Son muy agresivos, saben como hacer que el partido sea duro, pero además tienen mucha calidad”.

Será la tercera ocasión en la que De Bruyne se cruce en su carrera con el equipo de la Bundesliga.

La primera de ellas tuvo lugar todavía con la camiseta del Wolfsburgo, en una victoria 0-2 en la Copa.

En aquel entonces, el Leipzig era todavía un equipo de la segunda división alemana todavía lejos de la élite europea que es la Liga de Campeones.

Kevin es muy consciente de la calidad del rival del martes en el Etihad.

“Ya jugué contra ellos con Wolfsburgo y creo que será un partido similar. Lógicamente han dado un gran salto durante estos ocho años, de la segunda alemana, al top cuatro de la Bundesliga a la Liga de Campeones”.

“No se puede lograr lo que han logrado con mucha calidad. Sé de lo que son capaces, pero espero que seamos capaces de manejarlo”, declaró Kevin.