Equipo masculino

Inglaterra se clasifica para la primera final de su historia

Raheem Sterling, John Stones, Kyle Walker y Phil Foden participan en la histórica victoria ante Dinamarca (2-1) en la Euro2020.

Inglaterra superó, por fin, el maleficio en unas semifinales y jugará su primera final de Eurocopa, la primera en un gran torneo de selecciones después de la del Mundial de 1966, tras superar a Dinamarca (2-1) en las semifinales disputadas en Wembley.

Los cuatro representantes del City en el equipo de Gareth Southgate tuvieron un papel activo en la victoria ante los daneses. Kyle Walker, John Stones y Raheem Sterling partieron de inicio, mientras que Phil Foden saltó al césped en la prórroga con la final todavía igualada (1-1).

Con la presión por la oportunidad histórica y el añadido de hacerlo en casa, Inglaterra tuvo que sobreponerse a una situación nueva en la presente Eurocopa: un gol en contra que la situaba por debajo en el marcador.

Jordan Pickford encajó el primer tanto del campeonato a la media hora de la semifinal, en un espectacular lanzamiento de falta de Mikkel Damsgaard.

Superado el 'shock' emocional, Inglaterra se reencontró pocos minutos después y comenzó a inquietar la meta de Kasper Schemeichel como lo había hecho tras una impetuosa salidas, antes de que los daneses, con el paso de los minutos, las ideas claras y la confianza disparada, entraran en el partido.

Avisó Inglaterra con una falta directa provocada por Harry Kane que Sterling estrelló en la barrera danesa, y otra vez el atacante del City cuando se encontró con una magnífica respuesta de Schmeichel cuando Wembley ya cantaba el empate.

Insistió Kane, que lanzó al espacio a Bukayo Saka que puso de nuevo un balón perfecto para Raheem que Simon Kjaer se introdujo en la propia portería en un intento desperado para evitar el que ya era inevitable gol del empate inglés.

En el segundo tiempo el dominio local fue absoluto y Kasper Schmeichel se convirtió en el mejor del conjunto danés, resguardado casi en su área a la espera de sorprender en salidas que no llegaban.

Dinamarca fue apagándose con el paso de los minutos y aguanto hasta la prórroga. Los penaltis paracían su mejor argumento para llegar a otra final casi tres décadas después de que el equipo de los hermanos Laudrup o Peter Schmeichel lo hiciera para levantar el título en 1992.

Y precisamente en un penalti, aunque antes de la tanda, se decidió la semifinal.

La pena máxima, provocada por Sterling, la lanzó Harry Kane que se encontró con la brillante respuesta de Schmeichel y la fortuna de cara, después de que el balón rechazado por el meta del Leicester cayera de nuevo a sus pies para anotar el gol decisivo de la noche.

Kane igualó a Gary Lineker como máximo goleador inglés en Mundiales y Eurocopas, con 10 goles, dejando definitivamente atrás a Alan Shearer (9).

Inglaterra, la única selección que no ha levantado nunca una Eurocopa entre las cuatro semifinalistas, buscará su primer título continental ante la Italia del exentrenador del City, Roberto Mancini, en domingo 11 de julio en Wembley.

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?
loading