El Manchester City logró su tercera Copa de la Liga en cinco años después de vencer al Arsenal por 3-0 en Wembley.

Tras un inicio disputado, el Manchester City controló el encuentro y doblegó sin problemas al Arsenal con un claro protagonismo de los jugadores hispanohablantes del club. Claudio Bravo no solo evitó goles rivales, sino que creó el primero propio con una asistencia a Sergio Agüero, que definió sin problemas ante David Ospina.

Después de que Vincent Kompany ampliase la ventaja de los sky blues, David Silva cerró el marcador con un tiro cruzado. Pep Guardiola ya ganó su primer título en Inglaterra.