El Manchester City alcanza la final de la Copa de la Liga por tercera campaña consecutiva después de superar al Manchester United en semifinales.

Advirtió Pep Guardiola que salir a defender podría ser contraproducente. Lo dijo en la rueda de prensa previa a la semifinal ante el Manchester United. Que si los suyos dejan jugar a su rival ciudadano sufrirían para alcanzar una nueva final de la Carabao Cup.

Con línea de tres formada por Walker, Otamendi y Cancelo, y presionando arriba. Dificultando la salida, robando cerca del arco de De Gea y probando fortuna. Quien la encontró fue el United, que marcó con un balón colgado al área y rematado por Nemanja Matic en el que fue el primer intento de los de Old Trafford.

Solo fue un susto. Los ciudadanos alcanzaron su tercera final consecutiva en la Carabao Cup gracias al 3-2 del resultado global de las semifinales.

Lo que pasó

Marcando el City dificultaría más la tarea del United, que necesitaba ganar por tres goles de diferencia si quería llegar a la final de Wembley.

Sergio Agüero fue el primero en intentarlo. A los seis minutos de juego, Ilkay Gündogan envió un globo al argentino, que quedó solo en el área rival. Se lanzó el Kun en plancha, cabeceó el esférico, pero vio cómo David De Gea sacó su intento.

Como hizo con un remate raso de Riyad Mahrez poco después, y una nueva acción protagonizada por Agüero cuando se cumplía el cuarto de hora.


                        Sergio Agüero tuvo la primera gran ocasión del partido.
Sergio Agüero tuvo la primera gran ocasión del partido.

El plan de partido le funcionaba al City. El United trató de cambiar el suyo superada la media hora de juego, y trató de dar un paso adelante. Fue cuando Rodrigo dio uno en falso y cometió una falta lateral, dando a los de rojo su primera oportunidad del partido. La zaga local despejó el primer centro de Fred, pero el esférico le cayó a Matic, que enganchó el balón con potencia. Claudio Bravo no pudo sacar el ajustado disparo del central serbio.

Respondió el City con un gol de Raheem Sterling, pero el extremo inglés arrancó en fuera de juego y el tanto no tuvo validez.

Harry Maguire puso el miedo en el cuerpo a los aficionados del Etihad Stadium tres minutos tras la reanudación. Una falta, calcada a la que terminó con el primer gol del partido, fue como el United abrió el segundo tiempo. Su capitán se elevó tanto como su cabezazo posterior, que salió por encima del larguero de Bravo.

Ganaron en confianza los visitantes, que empezaron a incomodar la salida de balón de los celestes. Con éxito. Aumentó la tensión en el Etihad Stadium, alcanzando la cúspide poco antes de la hora de juego. Raheem Sterling se plantó frente a De Gea en un rápido contraataque, pero una vez llegó ante el español, no lo engañó con su recorte, perdiendo un tiempo preciado. Terminó disparando, pero alto.

Volvieron a echarse las manos a la cabeza los aficionados celestes cuando pocos minutos después, ningún celeste acertó a disparar cuando Maguire perdió el esférico en su propia área. No aprovechaba su ocasiones el City, pero la frustración no se apoderó de los celestes. Siguieron intentándolo, también saliendo al contraataque.

Así fue como el United se quedó con diez. Matic, héroe y villano en un mismo día, frenó a Gündogan en falta y vio su segunda cartulina, allanando el camino del Manchester City hacia Wembley.


                        Marcó dos goles el City ante el United, pero ambos fueron anulados.
Marcó dos goles el City ante el United, pero ambos fueron anulados.

Sergio Agüero tuvo la última. Arrancó y se plantó en el área. E incluso superó a De Gea y marcó, pero como sucedió previamente con Sterling, el tanto no subió al marcador porque el argentino inició la jugada en posición ilegal.

Tercera final consecutiva

El Manchester City se convierte en el tercer equipo en alcanzar tres finales seguidas de la Carabao Cup después del Liverpool y el Nottingham Forest.

Tras superar al Arsenal y al Chelsea en 2018 y 2019, la final de 2020 enfrentará a los discípulos de Pep Guardiola con el Aston Villa, cinco veces campeón de la competición. Será el domingo 1 de marzo en Wembley.

La Copa de la Liga fue el primer título que ganó el entrenador catalán desde su llegada a Manchester, y ahora tiene la opción de ganarlo por tercer año consecutivo, algo que no sucede desde la década de los 80, cuando el Liverpool cuatro años seguidos, entre 1981 y 1984. 

Lo que viene

Toda la atención se vuelve ahora hacia la Premier Legue, donde el City tiene tres compromisos seguidos antes de medirse al Real Madrid en la Liga de Campeones.

Dos equipos londinenses serán los próximos rivales de los mancunianos, que visitarán al Tottenham el domingo y recibirán al West Ham la siguiente semana. Tras el descanso incorporado esta campaña, los celestes gozarán de dos semanas sin citas antes de regresar a la competición el 22 de febrero en casa del Leicester.