El City iguala en St James’ Park (2-2) con un tanto local a falta de dos minutos para el final del encuentro.

Igualada entre City y Newcastle (2-2) en un trabado encuentro en el que el equipo logró perforar en dos ocasiones la férrea defensa rival con goles de Raheem Sterling y Kevin De Bruyne, a los que los locales respondieron casi en el acto, primero por mediación de Willems y posteriormente con el empate de Jonjo Shelvey, a dos minutos del final.

Lo que pasó

Fueron dos golpes repentinos y en el peor momento los que privaron al City de sumar los tres puntos en St James’ Park. Se sabe, el equipo ha podido notarlo en sus carnes, que la salida al nido de las urracas es una de aquellas que obliga a bajar al barro.

Una victoria por la mínima dos años atrás y la derrota del pasado curso mantenía latiente el recuerdo, la advertencia y también la necesidad de un encuentro pragmático para regresar a Manchester con el objetivo en el bolsillo.

Trabajó como debía el equipo, reconocible, desde el control absoluto, madurando las acciones con paciencia para buscar la red de Martin Dubravka. Y la encontró. En dos ocasiones. Pero las inesperados y casi inmediatas respuestas del Newcastle supusieron un golpe que el equipo no pudo superar.

Especialmente cuando a falta de solo dos minutos, Jonjo Shelvey enganchó un derecho que se coló en la meta de Ederson acariciando el poste. Faltaban dos minutos. Solo seis atrás Kevin De Bruyne, con un disparo incluso de mayor factura, perecía acercar al equipo a los tres puntos. A falta de espacios, KDB lo probó desde la distancia. El balón impactó violentamente en el larguero antes de colarse en la portería. Parecía definitivo, pero no lo fue.

Se repitió la historia de la forma más cruel una hora después de que Raheem Sterling definiera para adelantar al City un balón que le llegó con fortuna a sus botas después de varios rebotes en una acción individual de David Silva. Parecía el equipo haber logrado lo más complicado. Pero Jetro Willems respondió en una acción aislada apenas tres minutos después.

Fue un golpe repentino el empate. Desalmado, el desenlace final.

Lo que viene

Es semana de derbi de Manchester, el próximo sábado, 7 de diciembre, en el Etihad Stadium. Antes, el martes, el equipo se desplazará a Burnley, también en compromiso de Premier League.