El Manchester City gana la Carabao Cup para hacer historia. Es la primera vez que el club defiende con éxito un título conquistado la temporada anterior.

Fue tenso. Muy, muy, muy tenso. La final de la Carabao Cup llegó solo dos semanas después de que el City se impusiera al Chelsea por 6-0 en la Premier League. Con la goleada todavía fresca en el recuerdo, Maurizio Sarri planteó un esquema defensivo. Primero frenar al rival, después contraatacar.

Con paciencia, los mancunianos aguardaron su momento, pero éste no llegó hasta la tanda de penaltis. Pep Guardiola se convierte en el primer entrenador capaz de ganar el mismo trofeo dos temporadas seguidas con el Manchester City.

Lo que pasó

Los de Londres hicieron mucho de lo primero, pero poco de lo segundo, y a los de Manchester les costó encontrar espacios. Hubo que esperar 20 minutos para ver el primer acercamiento peligroso del partido. Bernardo Silva centró y Sergio Agüero controló con el pecho antes de disparar de volea. Alto.


                        Kyle Walker llega a línea de fondo.
Kyle Walker llega a línea de fondo.

No hubo peligro, como tampoco en las siguientes ocasiones, que llegaron a cuentagotas. Solo cuando el Chelsea trató de dar un paso adelante, aparecían espacios para que corrieran los futbolistas del City. Los de Sarri protagonizaron un par de carreras superada la media hora de partido, pero pronto volvieron a defender atrás.

Ni Bernardo ni Sterling pudieron hacer valer su velocidad ni De Bruyne ni Silva su visión de juego. Los celestes se dedicaron pues a mover el esférico con paciencia. A esperar.

Agüero fue de los más incisivos. Sumaba 15 goles en 17 partidos contra el Chelsea antes de la final de la Carabao Cup, y a los diez minutos de la reanudación marcaba otro. Nicolás Otamendi disparó raso desde la frontal a la salida de un córner, y el esférico le llegó al Kun, que se giró y marcó. En posición reglamentaria según el colegiado del encuentro y el VAR.

El tanto no valió, pero el City intensificó su ofensiva. Buscando el gol con mayor ahínco, los de Guardiola ofrecieron espacios al único hombre de ataque del Chelsea en la final. Eden Hazard se centró en ganar cualquier balón a la espalda de Otamendi o Vincent Kompany, que entró en el descanso en sustitución de Aymeric Laporte. En el minuto 66, Hazard utilizó su velocidad para llegar hasta la línea de fondo y ofrecer el balón a N’Golo Kanté, que llegó a rematar a la frontal del área pequeña. Sin precisión, sin requerir intervención alguna de Ederson.

El belga siguió intenando utilizar su velocidad para sorprender a los mancunianos, que se replegaban con velocidad desbaratando cualquier atisbo de peligro. Sin ocasiones tampoco en la otra meta en lo que restó de encuentro, hizo falta recurrir a la prórroga para determinar el campeón de la Carabao Cup.


                        Sergio Agüero busca el gol en una de las últimas acciones del partido.
Sergio Agüero busca el gol en una de las últimas acciones del partido.

Si en una final hay poco margen de error, en el tiempo extra de la misma el margen es aún más reducido. Ningún equipo terminó de dar un paso adelante, y solo el City pudo marcar en una acción en la que el balón quedó divido dentro del área. Con varios futbolistas de ambos equipos pateando el balón en todas direcciones, Agüero no acertó a enviarlo a la red.

En esta acción, Kepa Arrizabalaga se lastimó. Willy Caballero, héroe en la tanda de penaltis con la que el City ganó la Copa de la Liga de 2016, parecía dispuesto a entrar. Kepa y Sarri mantuvieron una discusión tras la que el guardameta vasco permaneció sobre el césped.

Y llegó la tanda de penaltis. Con ambos guardametas deteniendo un disparo cada uno, el envío al palo de David Luiz, y el gol final de Raheem Sterling decantó la final. El Manchester City retuvo un título por primera vez en la historia.

Hombre del partido: Bernardo Silva

El portugués volvió a ser el más destacado. Por sus pies pasó la mayoría de balones que el City colgó al área o con los que probó fortuna ante la meta de Kepa. Ninguno terminó entrando, pero Bernardo fue quien mantuvo viva la llama del ataque celeste.


                        El penalti con el que Sterling ganó la Carabao Cup para el Manchester City.
El penalti con el que Sterling ganó la Carabao Cup para el Manchester City.

Lo que viene

Vuelve la Premier League al Etihad Stadium. El West Ham será el rival del Manchester City el miércoles. Bournemouth y Watford esperan en las dos siguientes jornadas ligueras.