Benjamin Mendy admitió que el City desaprovechó oportunidades para ganar el partido que terminó empatando 2-2 ante el Crystal Palace el sábado.

El francés salió de inició en un partido en el que a los hombres de Pep Guardiola se les escapó la victoria en los últimos minutos. Wilfried Zaha forzó el gol en propia meta de Fernandinho en tiempo de descuento después de que Sergio Agüero anotase dos veces en los últimos minutos para remontar el tanto inicial de Cenk Tosun.

Mendy fue una amenaza en ataque para los celestes. Él fue quien asistió a Agüero cuando el argentino logró su gol 251 con el Manchester City. El francés admitió que los ciudadanos perdieron un poco de concentración con la euforia.

“El fútbol es así, por eso es hermoso”, dijo Benjamin tras el partido. “Al final nos quedamos tristes y enfadados. Creo que merecimos más.”

“En la primera parte pudimos haber marcado, tuvimos muchas ocasiones. Ellos defendieron bien, sabíamos de su calidad. En la segunda mitad remontamos bien, pero después del 2-1, ellos marcaron en el último minuto.”

“Íbamos ganando, fue una locura. Las sensaciones, el ambiente… creíamos que podíamos marcar. En el fútbol tienes que estar concentrado hasta el final. No lo estuvimos durante uno o dos segundos y podía pasar cualquier cosa.”

“Intentamos jugar como lo hace el Manchester City. Empatamos. Necesitamos olvidar el partido y seguir adelante”.

Sobre la fantástica hazaña de Agüero, que rompió su tercer récord en una semana, Mendy elogió la calidad de su compañero.

“Agüero es un delantero reconocido en todo el mundo”, declaró. “Estamos muy contentos por estar en su equipo, compartimos lo mejor de él. Tenemos que seguir así.”