El centrocampista sigue con su gran inicio de campaña, también en el contexto internacional, ayudando a Bélgica a vencer por 4-0 sobre Escocia.

Kevin De Bruyne no tuvo piedad. Participó en todos los goles, asistiendo tres veces en la primera mitad y cerrando el marcador en la segunda con un disparo con efecto. Fue una actuación de capitán. De Bruyne fue el más creativo en Hampden Park.

También fue el más preciso, pero su primera gran aportación al partido tuvo mucho de deseo. Una carrera a través del campo pilló por sopresa a la zaga escocesa. Entonces pasó el balón a Romelu Lukaku, que no falló la finalización más sencilla posible.

Un centro medido de la derecha sirvió para que Thomas Vermaelen la empujase desde cerca, y Toby Alderweireld anotó el tercero con un cabezazo a la media hora de juego tras un córner sacado por De Bruyne.

Fue una clase maestra del futbolista del Manchester City, que suma ocho asistencias y dos goles en sus seis últimos partidos entre equipo y selección.

Phil Foden también tuvo una noche provechosa vistiendo la camiseta de su país. Fue titular con Inglaterra sub21 y anotó los dos goles del partido ante Kosovo, mostrando su apetito y su instinto para estar en el lugar indicado en el momento preciso.

El adolescente aprovechó un rechace tras el disparo de Steven Sessegnon para marcar el primero. Un centro de Rhian Brewster fue bloqueado por la zaga, pero le calló a Foden cerca de la meta, y el ciudadano no desaprovechó la oportunidad.

Hubo otro jugador del City en acción anoche. Riyad Mahrez disputó el primer partido de Argelia desde que se proclamasen campeones de la Copa Africana de Naciones este verano. Mahrez fue el capitán de su país en el amistoso ante Benin, y jugó 77 minutos de un choque que terminó con victoria para los zorros del desierto. 1-0 con tanto de Islam Slimani desde el punto de penalti.