Para Pep Guardiola gran parte de las opciones de los equipos candidatos al título se construyen en la consistencia como locales.

El City encara la última jornada del campeonato antes del segundo paréntesis internacional del curso y lo hace con la visita del Wolverhampton, séptimo clasificado de la pasada temporada, al Etihad Stadium.

Con 39 victorias en los últimos 44 encuentros en Manchester, Guardiola explicó que “para ganar títulos hay que hacerse fuerte en casa, sino no hay opciones. Esta temporada hemos empezado fuertes, es lo que queríamos”.

Para el duelo ante los ‘EuroWolves’, Pep Guardiola confirmó la ausencia de Kevin De Bruyne, aunque restó importancia a los problemas del belga. “Este domingo no estará. Estará listo después del parón internacional, no es nada grave. Espero que después del parón, John Stones también esté a punto”.

Pep también despejó dudas sobre el desgaste de Fernandinho si el centrocampista brasileño, de 34 años, se ve obligado a formar en la posición de central como viene haciendo debido a las lesiones.

“No acumulaba demasiados minutos antes de estos partidos”, indicó el míster. “Excepto la pasada temporada jugó tres partidos por semana. Puede hacerlo”.

Si no fuera el caso, Guardiola dispone de alternativas. “Eric Garcia está aquí con nosotros. Todos los que están, están preparados. Si no estuviera preparado, no estaría aquí”, insistió.

El Wolverhampton terminó la pasada temporada en la séptima posición de la Premier League y la victoria del City ante el Watford en la final de la FA Cup abrió a los Wolves las puertas de Europa cuatro décadas después.

“Jugar en Europa se nota. Nuno sabrá como manejar esta situación, quizá necesita algo más de tiempo. Vi el partido contra el Besiktas, fueron muy sólidos y lograron una gran victoria. Tiene una buena plantilla, no creo que sufran en la Premier League”, declaró Pep.

Los Wolves, decimoterceros, sumaron la primera victoria del campeonato en la última jornada después de cinco empates y dos derrotas.