El entrenador del Manchester City se mostró encantado de estar a un partido de ganar la Premier League después de haber estado siete puntos por detrás del Liverpool en la clasificación.

Llega la última jornada de liga, y el City es líder un punto por delante del Liverpool. La Premier League depende de los celestes, que se proclamarían campeones el domingo si vencen al Brighton o igualan el resultado de los hombres de Jürgen Klopp.

Los discípulos de Guardiola solo se han dejado 16 puntos por el camino, y lideran la tabla pese a que su rival en la clasificación solo ha perdido un partido en toda la liga, precisamente en el Etihad Stadium.

Tras remontar los siete puntos que tenían de ventaja los de Anfield, el Manchester City solo depende de sí mismo para ganar el título de liga. Algo que Pep catalogó como “un privilegio” en la rueda de prensa previa al viaje a Brighton.

“Antes que nada, es un sueño estar aquí”, dijo. “No esperaba estar así cuando íbamos siete puntos por detrás del Liverpool, es un sueño”.

“Aún no es el momento de decir lo bien que lo hemos hecho por tener opciones de ser campeones. Si pasa será bonito, pero no cambiará nada. Que lo hayamos hecho increíblemente bien esta temporada significa que en los dos últimos partidos podemos ganar dos títulos, son dos finales”.

Pese al optimismo, Pep no dejó que la euforia se apoderase de él y llamó a la calma. “Será duro. Si el partido va mal tenemos que estar tranquilos, tenemos un plan que seguir, como hemos hecho durante toda la temporada”.

El entrenador catalán también informó de las ausencias y las altas de cara al choque del domingo. “Ha entrenado los dos últimos días y podría jugar”, dijo Pep sobre Kevin De Bruyne, ausente desde la victoria ante el Tottenham por 1-0 pero que quizá sea de la partida en el Amex Stadium.

No lo será Fernandinho, que sigue con molestias en la rodilla. “Fernandinho no está disponible”, informó Pep. “Quizá para la FA Cup, veremos”.