Pep Guardiola destacó el control de los suyos en la victoria 0-1 en Bournemouth a pesar de la carga de partidos, el sobreesfuerzo y las lesiones que sufre el equipo.

El City dominó ante un defensivo Bournemouth y se llevó la victoria por la mínima (0-1) con la que mantiene el pulso por el liderato con el Liverpool. Pep Guardiola aseguró sin tapujos tras la victoria que se trató “de una de las mejores actuaciones desde que estamos juntos”.

“Ellos han tenido en todo momento diez jugadores por detrás del balón, pero además hemos controlado sus jugadas a balón parado, en saques de banda, saques de esquina, sus contras… No han disparado una sola vez a portería. En un campo así es algo muy difícil”, aseguró Pep.

“Afrontar un partido ante un rival así es complicado. Pero llevamos trabajando en ello casi tres temporadas. Tanto trabajo está dando sus resultados”.

“Estoy encantado por lo que han hecho mis jugadores. No importa lo que pasé al término de la temporada, tiene toda mi admiración”.

Guardiola también destacó, en particular, las actuaciones de David Silva y Oleksandr Zinchenko. El ucraniano, de nuevo ubicado en el lateral izquierdo, fue elegido el Hombre del Partido.

“David ha estado fantástico. Sus actuaciones fueron una de las razones por las que nos clasificamos en la Liga de Campeones. Luego tuvo una lesión, pero una vez de vuelta, tras tres o cuatro partidos, recuperó el nivel”.

“Zinchenko es muy importante para nosotros. Un jugador de primer nivel con y sin el balón. Su nivel de atención y predisposición son increíbles”.

“Juega porque lo merece. Se esfuerza, es listo e inteligente y lo entiende todo, además de tener mucha calidad”.

“Tenemos muchos jugadores lesionados. Todos tenemos que hacer mucha fuerza juntos”, sentenció el míster.

Respecto a los lesionados, Pep Guardiola comentó el estado de John Stones y Kevin De Bruyne, sustituidos al inicio del segundo acto y al término del primero.

“La sustitución de John (Stones) ha sido por precaución. Kevin (De Bruyne) tiene un problema muscular en los isquiotibiales y estará fuera durante un tiempo”.

“Cuando juegas 25 partidos en 93 días los jugadores no pueden descansar. Es algo fisiológico. No damos tiempos de recuperación a los jugadores. Juegas y sin estar recuperado vuelves a jugar. Con tan poco tiempo, la exigencia es enorme”.

“Muchas gracias a los jugadores”.