El delantero del Manchester City aseguró estar sin palabras tras superar a Argentina por 2-0 y alcanzar la final de la Copa América con Brasil.

Suyo fue el gol con el que se abrió el marcador a los 19 minutos, y suya la asistencia a Roberto Firmino en el segundo tiempo de un duelo ante sus compañeros de equipo Sergio Agüero y Nicolás Otamendi.

“Cada partido importa, incluso en los que no lo hago bien, porque aprendo lecciones. Hoy estaba decidido a marcar, tuve mucha confianza desde el inicio”, declaró tras la victoria que manda a Brasil a Maracaná, donde si disputará la final de la Copa América.

“Fallé una ocasión pero luego marqué. Firmino lo hizo bien para encontrarme y me dio confianza”.

Jesus aprovechó el centro raso de Firmino para dar la ventaja a Brasil desde cerca con su primer gol del torneo. Luego asistió al delantero del Liverpool, mostrando velocidad y fuerza antes de pasar el baló para que Firmino la empujase a 19 minutos para el final.

Fue una merecida victoria para los anfitriones, que contuvieron a Argentina, dejándoles rematar solo en cuatro ocasiones. La Albiceleste estuvo cerca, con el larguero salvando un cabezazo de Agüero y el poste evitando un gol de Lionel Messi.

Gabriel Jesus se mostró satisfecho con su partido y la victoria: “Estoy contento, no solo por el gol sino por la actuación del equipo. La semana pasada dije que sería difícil que rompiesen nuestra defensa. Trabajamos duro y peleamos mucho esta noche. Por desgracia no pudimos marcar contra Paraguay, pero hoy sí”.

“Todo el mundo debería estar contento por el partido que han jugado, por el esfuerzo. ¡Esto es Brasil!”.

“Tenemos que jugar cada partido como lo venimos haciendo, con el mismo espíritu, así alcanzaremos nuestros objetivos”.