El extremo del City marcó un tiro libre en el último suspiro para meter a Argelia en su primera final de la Copa Africana de Naciones desde 1990.

Riyad Mahrez comenzó su 52º partido con su selección protagonizando una ocasión a los once minutos. Había dejado huella a lo largo del torneo, y en la semifinal ante Nigeria, el jugador del Manchester City siguió con su brillante estado de forma.

Dejó dos rivales atrás en el minuto 40 para centrar desde la banda derecha al área pequeña donde el defensa nigeriano William Troost-Ekong no pudo sacar el esférico y terminó enviándolo al fondo de su propia portería.

Las Super Águilas igualaron el marcador a los 72 minutos después de que el VAR decidiera que Mandi había interceptado con la mano el lanzamiento de Etebo.

El partido parecía abocado a la prórroga. Pero con el tiempo de descuento superado, Mahrez lanzó un tiro libre imparable desde la frontal del área para meter a Argelia en su segunda final de la Copa Africana de Naciones de la historia. Allí mismo empezaron las celebraciones de los futbolistas argelinos así como del cuerpo técnico y de los aficionados.

Los Zorros del Desierto se medirán a Senegal en El Cairo, en la final del torneo, el viernes (21:00 hora local).