Bernardo Silva celebró los esfuerzos del Manchester City pese a la derrota por 3-2 frente al Wolverhampton Wanderers.

La temprana expulsión de Ederson dejó al City con un hombre menos durante más de 80 minutos, y un empujón final de los locales valió para dar la vuelta a los dos goles con los que Raheem Sterling había puesto a los celestes por delante.

Pese a la derrota, Bernardo no quiere pasar por el alto el trabajo del equipo pese a la derrota en el Molineux.

“Creo que el esfuerzo del equipo fue muy bueno”, dijo el portugués. “Fue frustrante. Cómo jugamos con diez hombres y perdimos los tres puntos”.

Un disparo lejano de Adama Traoré recortó la ventaja visitante en el marcador a falta de 35 minutos para el final. Luego, Raúl Jiménez empataría el partido a placer, y Matt Doherty confirmaría la victoria de los de Nuno Espírito Santo en el último tramo del choque.

Bernardo reconoció que los goles locales fueron evitables, aunque se mostró consciente de las dificultades ante las que terminarían cayendo los de Guardiola.

“Lo hicimos muy bien hasta el punto en el que los pequeños errores nos costaron dos goles, y luego llegamos a un punto en el que estábamos muy cansados. Es complicado aguantar 80 minutos con diez hombres contra el Wolves, uno de los equipos más difíciles de la Premier League”.

La derrota mantiene al City en tercera posición, por detrás del Leicester y del líder, el Liverpool, que aventaja a los ciudadanos en 14 puntos. Bernardo es consciente de la complejidad de la tarea que se les presenta a los ciudadanos si quieren ganar la Premier League por tercera temporada consecutiva.

“Es una situación muy mala para nosotros. Una frustrante primera parte de la temporada”, admitió el centrocampista. “Nadie esperaba que estuviésemos tan lejos del Liverpool a estas alturas, pero tenemos que seguir. Sabemos que ganar el título es muy complicado. No diría imposible, pero muy difícil”.