Pep Guardiola encara el encuentro ante el Wolverharmpton, “uno de los más duros de la temporada”.

El fútbol no descansa en Navidad en Inglaterra y el City ya piensa en el compromiso del próximo viernes 27 en el Molineux Stadium ante un Wolverhampton que fue capaz de llevarse los tres puntos del Etihad Stadium el pasado mes de octubre.

“El Wolves es siempre es uno de los rivales más duros. El trabajo que está haciendo Nuno es fantástico. En el partido en Manchester jugaron muy ordenados y con mucho acierto arriba”, comentó Pep Guardiola en rueda de prensa. “Espero que podamos mantener el nivel de las últimas semanas y los últimos partidos”.

Para el desplazamiento del viernes, el primero de los dos compromisos del City en apenas 48 horas (el viernes 29 recibe al Sheffield United, Pep podrá contar con Kevin De Bruyne, sustituido en los últimos instantes de duelo ante el Leicester por calambres y con Sergio Agüero. El míster, sin embargo, confirmó las ausencias de John Stones y David Silva.

“Sergio está mejor”, explicó Guardiola, “pero todavía no está para jugar de inicio. Cada día, cada entreno se encuentra mejor, pero todavía necesita ritmo”.

Desgraciadamente, el racismo ha vuelto a aparecer en la Premier League en los encuentros del pasado fin de semana. Pep Guardiola lanzó un mensaje firme y contundente al respecto.

“Apoyaré a mis jugadores si deciden dejar el campo”, afirmó Pep, tajante.

“Apoyamos cualquier iniciativa contra el racismo, pero no un trabajo solo de los clubs. El racismo se le tiene que combatir a diario, en las escuelas, dentro de las familias. Se trata de construir un futuro mejor para las futuras generaciones”.

“Es un problema que se arrastra desde hace décadas, siglos. Ahora se visualiza más porque los medios están más encima. Tenemos que luchar. Costará tiempo erradicarlo”.