Varios de los internacionales del Manchester City trasladan su buen inicio de campaña a las actuaciones con sus respectivas selecciones.

El primer fin de semana de Nations League arrancó el jueves con un partido entre las dos últimas campeonas del mundo, y con tres cityzens sobre el césped. Ilkay Gündogan y Leroy Sané defendieron la elástica de Alemania, mientras que Benjamin Mendy hizo lo propio con Francia.

Empataron a cero, y Mendy tuvo que esperar hasta el partido del domingo para reclamar protagonismo. Después de ganarse la nominación al jugador del mes en la Premier League tras repartir tres asistencias con el City. Y eso mismo hizo ante los Países Bajos, asistir a Olivier Giroud para que anotara el gol de la victoria (2-1).

Gündogan repitió el domingo con Alemania, que venció el amistoso que disputó frente a Perú. Leroy Sané se ausentó de la concentración teutona para asistir al nacimiento de su hija.

Quien tuvo un impacto inmediato fue Oleksandr Zinchenko. El centrocampista saltó al césped a poco menos de media hora para el final, y dio, en el último suspiro, la victoria a Ucrania sobre la República Checa el jueves. Ante Eslovaquia, el domingo, Zinchenko volvió a salir desde el banquillo y los suyos volvieron a ganar. 1-0. Aunque sin participación del cityzen en el tanto.

Vincent Kompany la primera parte del amistoso en el que Bélgica venció por 0-4 a Escocia. También estará en Islandia, donde su selección debuta en la Nations League.

Bernardo Silva también disputó el sábado un amistoso. El que Portugal empató a uno frente a Croacia antes de medirse a Italia esta noche en el Grupo 3 de la Liga A.

John Stones también jugó el sábado, en el estreno de Inglaterra en la Nations League frente a España, ya sin David Silva. Pese a que los locales se adelantaron en Wembley, La Roja terminó dando la vuelta al resultado. Kyle Walker y Fabian Delph vieron el encuentro desde el banquillo, y esperarán tener su oportunidad cuando los muchachos de Gareth Southgate se midan a Suiza en partido amistoso el martes.