El capitán del Manchester City sueña con añadir un título europeo a su colección de trofeos con el Manchester City.

Vincent Kompany celebró el pasado mes de agosto el décimo aniversario de su llegada al club. Desde entonces ha logrado nueve títulos con la camiseta celeste. Habiendo participado en nuestras cuatro participaciones en la Liga de Campeones desde que nos clasificáramos por primera vez en la temporada 2010/11, Kompany sueña con liderar al equipo al éxito continental, pero es consciente de la dificultad de la tarea.

“Me encantaría ganar un título europeo con el City”, dijo en la rueda de prensa previa al choque frente al Hoffenheim. “Pero soy realista y sé que es muy duro. En Europa hay seis o siete equipos que piensan lo mismo. Es difícil porque hay buenos equipos en la Liga de Campeones. Hace dos temporadas llegamos a semifinales…”

“Tenemos que ser conscientes de que perdimos contra el Lyon antes de pensar en ganar la competición. Es muy difícil ganarla, lleva tiempo. No quiero poner presión sobre Pep Guardiola, pero lo haremos lo mejor posible”.

Hamburgo fue la ciudad en la que Kompany jugó antes de mudarse a Manchester, y aseguró que tenía ganas de regresar a Alemania, donde ya había jugado contra el Hoffenheim.

“El tiempo pasa volando”, dijo. “Por aquel entonces el Hoffenheim era un equipo de una división inferior, pero ya hemos visto cómo han crecido, e incluso cómo jugaron contra el Liverpool”.

“Perdimos nuestro primer partido y no podemos subestimar a los rivales”.

El compatriota de Kompany, Kevin De Bruyne, regresó el lunes a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros. Sobre él también habló el capitán: “Es difícil cuantificar su pérdida, es uno de los mejores centrocampistas del mundo. Hacemos más goles y asistencias con él, pero por suerte tenemos una gran plantilla y jugadores que pueden llenar ese hueco”.

Kompany no ha sido titular con Guardiola desde agosto, aunque asegura aguardar pacientemente su oportunidad. “Soy un hombre orgulloso, pero también racional y paciente”, delcaró. “He tenido la suerte de jugar en la mayoría de partidos, incluso después de la lesión”.

“Cuando juego estoy feliz, pero cuando, soy el primero en ayudar a los jugadores. ¡Aún tengo que entrenar para probarme delante del entrenador!”

“Soy jugador de este maravilloso club y tengo el mismo deber que el resto de jugadores: jugar lo mejor posible hasta el último día de mi contrato”.