El capitán destaca la compostura del equipo en la victoria 1-2 ante el Hoffenheim.

El City se recuperó del shock inicial con el gol de Belfodil apenas disputados cuarenta segundos de partido y logró la victoria ante el Hoffenheim con tantos de Sergio Agüero y David Silva cuando el encuentro encaraba su final.

Para Vincent Kompany el City mereció los tres puntos y mostró una gran capacidad de reacción a la derrota ante el Lyon en la primera jornada del pasado mes.

“No podemos estar más contentos por el resultado y nuestra actuación”, comentó el capitán. “Es un resultado fantástico, en cada partido a domicilio en la Liga de Campeones es muy duro lograr los tres puntos”.

"Nos ha costado mucho, ha sido un partido muy físico, ante un rival bien organizado, disciplinado y con un plan muy claro. Acumulan muchos hombres arriba y tuvimos que ser cautelosos”.

El belga insistió. “Hemos tenido ocasiones y hemos dominado la posesión. Ha sido un buen partido a domicilio. Los tres puntos fuera de casa siempre son complicados”.

“Hemos reaccionado de forma sensacional. Ganar era la única manera de reconducir la situación después de lo que pasó ante el Lyon. Ahora podemos mirar de otra manera lo que nos queda por delante en el grupo”.