El centrocampista portugués ve mejoras en su juego ahora que su participación es mayor.

Pese a ello, Bernardo Silva insiste en que aún falta mucho hasta el final de temporada. El jugador de 23 años firmó una campaña sensacional con el Mónaco, con el que ganó la Ligue 1 y alcanzó las semifinales de la Liga de campeones la temporada pasada. Fue en esta competición en la que se enfrentó al Manchester City, dejando destellos de su calidad y convenciendo a la entidad mancuniana para ficharlo en verano.

En esta segunda mitad de curso, Silva está teniendo más protagonismo que en sus primeros meses en el club. Bernardo explica que aún no ha ofrecido todo lo que puede dar. Hay más.

“Me siento muy bien ahora mismo”, dijo. “Sabía que cuando llegara no sería fácil entrar en el equipo tan rápido como quisiera. Me siento muy bien, siento que ayudo al equipo y eso es lo que quiero hacer, ayudar a este club a lograr sus objetivos, porque confiaron mucho en mí cuando pagaron tanto dinero. Por eso intento dar el 100% en todos los partidos, para mejorar y para ayudar al equipo”.

“Siento que lo hago cada vez mejor. Quiero mejorar aún más, porque no estoy cerca aún de todo lo que puedo hacer por este equipo. Creo que estoy mejorando y eso es lo que quiero”.

WATCH: City 3-0 West Brom: Extended highlights

Bernardo ha jugado en varias posiciones dentro del ataque del City. Ha aparecido por la izquierda, por la derecha, e incluso como falso nueve en la victoria ante el Cardiff en la FA Cup.

Dice sentirse más cómodo en banda derecha, que es donde solía jugar en el Mónaco. Pero cree que jugar en varias posiciones le está ayudando a mejorar su juego en general.

“Nunca había jugado mucho por la izquierda, pero esta temporada lo he hecho varias veces en la izquierda, en la derecha y por el medio”, comentó tras vencer al West Brom. “No es mi posición habitual pero estoy cómodo jugando por el medio también”.

“Simplemente trato de hacerlo lo mejor posible para ayudar al equipo. Es bueno probar nuevas posiciones, para desarrollarme y aprender. Cuando juegas en diferentes puestos, aprendes muchas cosas distintas. Es bueno probar cosas nuevas”.

“Casi toda mi formación como jugador, ha sido como número 10, pero cuando llegué al filial del Benfica empecé a jugar por la derecha. Cuando me fui al Mónaco, en el primer y tercer año jugué por la derecha. Y con la selección casi siempre juego por la derecha, así es que ahora estoy acostumbrado”.

“Sé que no soy un jugador rápido como Sané o Sterling, sé que hacen cosas que yo no puedo. Pero intento hacer otras cosas, y trato de mejorar”.