Vuelve la competición, y como en cada encuentro de esta campaña, te presentamos los cinco motivos por los que no querrás perderte el partido del sábado frente al Liverpool.

1Aspirantes

Ambos equipos llegan a la cuarta jornada de la Premier League con los mismos puntos, 7, y sin conocer aún la derrota. Ambos se reforzaron a conciencia sus respectivas plantillas y optan a todo.

2Invictos

El Manchester City sabe lo que es perder en el Etihad Stadium en los nueve meses de 2017 que llevamos. Los de Pep Guardiola trataran de alargar esta dinámica ante una de las visitas más complicadas que se esperan hasta final de año.

WATCH: City 1-1 Liverpool: Short highlights

3Hueso duro

La del sábado no será una prueba sencilla para el City. No vence en el Etihad al Liverpool desde 2014. Un año antes, Kompany y Negredo marcaban para sobreponerse al tanto inicial de Coutinho. Salvo el empate de la pasada campaña y el de febrero de 2013, el resto de partidos entre City y Liverpool disputados en Manchester han terminado siendo para los de Merseyside.

4Conexiones

Liverpool y Manchester se encuentran a 56 kilómetros de distancia, y ambas sufrieron su mayor crecimiento histórico durante la Revolución Industrial, creando un vínculo especial entre ellas. La primera línea de ferrocarril del mundo en unir dos ciudades lo hizo entre Liverpool y Manchester en 1830. Ambas ciudades son dos de los focos culturales más importantes del Reino Unido, dando lugar a un sinfín de escenas y corrientes musicales. Desde el Mersey Beat hasta Madchester, pasando por el Northern Soul.

5¡Vuelve la Premier League!

Tras tres jornadas, la Premier League paró el pasado fin de semana durante la disputa de varios encuentros clasificatorios para el próximo Mundial de Rusia. Tras esta espera, el City – Liverpool no solo será uno de los primeros encuentros del fin de semana, sino que además será uno de los más interesantes.


                        Silva trata de zafarse de dos zagueros rivales durante la última visita del Liverpool al Etihad Stadium.
Silva trata de zafarse de dos zagueros rivales durante la última visita del Liverpool al Etihad Stadium.