El centrocampista portugués dice que la filosofía futbolística de Pep Guardiola fue un factor clave para tomar la decisión de fichar por el Manchester City.

El centrocampista portugués llegó al City procedente del Mónaco este mismo verano tras ayudar al combinado monegasco a ganar la Ligue 1 y alcanzar un puesto en semifinales de la Liga de Campeones.

Un jugador de toque exquisito y visión de pase, muchos creen que está hecho a medida para destacar a las órdenes de Pep Guardiola y el juego ofensivo y abierto del City. Esta fue la principal razón por la que decidió mudarse a Manchester: “Estoy contento por formar parte de este grupo”, dijo. “Aún estoy conociendo a mis compañeros, pero ha ido muy bien hasta ahora y tengo ganas de que empiece la temporada”.

“El City estuvo muy interesado en mí, pero fueron muchas cosas las que me hicieron firmar. Me gusta cómo juega el equipo, el entrenador, todos los jugadores, y quería venir aquí para aprender de ellos y convertirme en un jugador mejor. Por eso vine”.

Bernardo fue parte del Mónaco que eliminó al City en la pasada edición de la Liga de Campeones en los octavos de final. Su actuación en la ida fue una de las mejores que se recuerdan en el Etihad por parte de un rival en las últimas temporadas. Su habilidad para mantener la posesión y crear oportunidades para sus compañeros abrió la defensa sky blue en varias ocasiones.

Silva cree que aquella noche fue un punto crucial en su carrera y una de los motivos por los que hoy es jugador del City: “Claro, jugar contra el City en Liga de Campeones pudo haber ayudado. Es una gran competición, con mucha gente siguiéndola, así es que quizá fue un partido importante en mi carrera. Echando la vista atrás, puede ser que tras ese partido el City me siguiera más de cerca y quisieran comprarme”.


                        Bernardo Silva durante un entrenamiento en la CFA.
Bernardo Silva durante un entrenamiento en la CFA.

Tras la victoria por 3-0 ante el West Ham en Islandia la pasada semana, Guardiola agradeció a la directiva el fichaje del portugués, un claro síntoma de que el catalán cree que el exjugador del Benfica puede tener un gran impacto esta temporada”.

Bernardo admite tener un amor obsesivo por el fútbol, cosa que cree compartir con su nuevo entrenador: “Amo el fútbol y siempre lo he amado”, dijo. “Por eso vine aquí. Sé que el entrenador es igual que yo en este sentido y aprenderé mucho de Guardiola y de los otros jugadores”.

“Sé lo mucho que significa el fútbol en Inglaterra. Lo adoran. Por eso es genial estar aquí. Tengo ganas de jugar en la Premier League para uno de los mejores equipos de Inglaterra y haré lo que esté en mi mano para ayudar al equipo a conseguir los objetivos”.

“Estoy loco por el fútbol, cuando no estoy jugando o entrenando estoy viendo partidos todo el tiempo. Ha sido así desde que era un muchacho lisboeta de cuatro o cinco años”.