Fue el último partido al frente del City para el técnico de 35 años. Tras vencer por 2-1 al Arsenal, Nick Cushing se prepara para embarcarse en un nuevo desafío como asistente en el New York City FC.

Tras una estancia plagada de éxitos, el City ganó tres preciados puntos para asaltar el liderato de la FA WSL con goles de Pauline Bremer y Lauren Hemp. Nick se mostró encantado por su paso por el club hablando de su orgullo.

“Estoy muy contento, obviamente”, dijo. “Antes del partido, el resultado era importante para la liga y las jugadoras. Personalmente me habría sentido orgulloso de todas formas, sabía que las jugadoras harían una buena actuación, pero deseaba ganar por las jugadoras, el cuerpo técnico y la afición”.

“Me emocioné al final del partido… me emocioné cuando ganamos la Continental Cup… me emociono, pero eso es por lo orgulloso que estoy de estas jugadoras”.

“A veces vemos que hay equipos que no tienen ese deseo por ganar. Ganar es duro, por eso tengo tanto respeto por el Chelsea y el Arsenal. Se trata de tener a la gente adecuada y el deseo de ganar”.

“Este club de fútbol me ha dado una cantidad increíble de oportunidades, ya fuese entrenando a los sub9, los sub12 o al primer equipo femenino. Ni en 10 años estaré tan contento… inviertes tanto tiempo que al final creas una especie de monstruo”.

“Durante los últimos cinco partidos parecía que estuviese rompiendo con mi novia, ¡pero sigo viviendo con ella!, hemos construido la base para tener un equipo de fútbol muy exitoso. Los tres últimos días han sido muy raro. Estoy ilusionado por la oportunidad, obviamente, pero parece raro que no vaya a estar aquí de nuevo, teniendo noches de Liga de Campeones ni ganando trofeos”.

“Me decepciona el hecho de que no vaya a estar aquí, pero entiendo que este es un paso más en mi viaje, y me hace ilusión”.

Hablando estrictamente del partido frente al Arsenal, Cushing destacó la mentalidad de sus jugadoras, especialmente después de haber perdido ante las gunners entre semana en las semifinales de la Conti Cup.

“Creo que en ambos partidos (contra el Arsenal esta temporada) fuimos muy pasivas y si le das tiempo al Arsenal para que se asienten e impongan su ritmo, encontrarán la oportunidad”, explicó. “Pero en la segunda parte fuimos más agresivas”.

“Después de perder entre semana le dije al equipo: ‘Si no creéis que podáis ganar, no lo haréis’. Me sorprendió que no ganásemos ese partido, pensaba que llegaríamos a la prórroga”.

“Este es un sitio especial donde perdemos pocas veces. Cuando entro al inicio del partido siempre estoy supernervioso porque quiero ganar, pero nunca he sentido que perderíamos este partido”.

“Fue muy parejo. Es un reconocimiento para el fútbol femenino, fue un partido duro. Había mucho deseo por ganar. Al final nos llevamos los puntos, necesitamos asegurarnos estar recuperadas porque este tipo de partidos contra rivales directos decidirá el título”.

“El City puede ganar la liga, por supuesto. Teníamos que ganar al Arsenal y al Chelsea aquí y ser regulares, y eso es lo que estamos haciendo. Estamos siendo regulares”.

“Somos tan fuertes en casa que me siento cómodo, pueden ganar la liga. Tanto Arsenal, Chelsea como City están en la misma posición, se trata de competir regularmente en casa”.

Preguntado sobre si ha recibido algún consejo antes de su nueva aventura, Cushing bromeó: “Tenemos una estrategia tan marcada que no me necesitan aquí”.

“Todas trabajan duro y tienen un conocimiento increíble. Tienen mucha experiencia, eso les guiará. Siempre estoy atento al teléfono y seguro que aún ayudaré a planear los siguientes partidos, Alan Mahon se hará cargo del equipo y será el entrenador, pero yo ayudaré”.

El entrenador del Arsenal Joe Montemurro, que también trabajó en el City Football Group como entrenador del Melbourne City femenino, tuvo palabras para Nick Cushing.

“Es un entrenador fabuloso”, comentó. “He tenido el placer de trabajar con él y estoy seguro de que se adaptará muy bien al fútbol masculino y a su nuevo puesto. Le deseo lo mejor”.