Segunda derrota liguera del City después de que el Chelsea remontase en los últimos minutos el marcador del partido de la FA WSL.

Los goles de Bethany England y Maren Mjelde en los 12 últimos minutos aseguraron que los puntos se quedasen en Londres aunque Caroline Weir había abierto el marcador con una volea fantástica.

Pese a la brega en defensa, el equipo de Nick Cushing vio cómo terminaba su racha de cinco victorias consecutivas.

Desde que el Manchester City se convirtiese en profesional en 2014, las ciudadanas se han medido a las pensioneers en 19 ocasiones, y han evitado la derrota en 13 de ellas. El Chelsea no había ganado ninguno de los cuatro últimos enfrentamientos.

Lo que pasó

El Chelsea, único equipo que no conoce la derrota esta campaña en la Super League, dominó los primeros 45 minutos. Ellie Roebuck tuvo que entrar en acción en numerosas ocasiones. Ji So-Yun o Ramona Bachmann pusieron en apuros a la guardameta de 20 años.

Mjelde estrelló un disparo en el larguero mientras a las visitantes les costaba crear peligro en la otra área.

Más igualada fue la segunda mitad, aunque las locales empezaron mandando un nuevo balón a la madera. Ji lo intentó con un tiro raso que superó a Roebuck pero que no encontró el camino del gol, cosa que sí hizo el Manchester City antes de alcanzar la hora de partido con un tanto de calidad.

Keira Walsh fue la arquitecta, enviando un preciso desplazamiento al espacio, a la carrera de Weir. La internacional escocesa enganchó el esférico con una volea perfecta para batir a Ann-Katrin Berger y lograr su 15º gol con la camiseta celeste.


                        El Chelsea remonta al City

Las locales se lanzaron desesperadamente a por el empate. El Chelsea empezó a generar una ocasión tras otra, incrementando su presión. Las mancunianas aguantaron. Steph Houghton, la capitana, lideró la zaga con ejemplo, lanzándose para bloquear cada disparo rival. Roebuck hizo lo propio para seguir sacando balones dirigidos a su portería, como el lanzamiento con efecto de Bachmann que la guardameta detuvo antes de que se colase por la escuadra.

Sucumbió a la presión el Manchester City, que vio cómo las londinenses se adelantaban después de que England aprovechase un rebote de Roebuck para empatar el encuentro. La meta había despejado el disparo de Ji. También sacó de puños un centro a su área, aunque England volvió a sacar provecho. La delantera del Chelsea volvió a colgar el balón, y Mjelde desvió la trayectoria del esférico para asegurarse que terminaba acogido por la red de la portería.

Georgia Stanway saltó al césped, y estuvo cerca de lograr el empate, pero una zaguera rechazó su disparo, asegurándose que los tres puntos se quedaban en el sur de Inglaterra.

Lo que viene

Las chicas de Nick Cushing mantienen la tercera plaza, un punto por debajo del Chelsea y tres puntos por detrás del Arsenal, que lidera la clasificación de la FA WSL.

El Manchester City cerrará 2019 recibiendo al Brighton & Hove Albion el domingo 15 de diciembre.