Nigel De Jong vistió durante tres temporadas la camiseta del City y conquistó la Premier League 2012 y la Fa Cup 2011.

Centrocampista combativo, el éxito del equipo dirigido por Roberto Mancini en la Premier League 2011/2012 se explica en parte por el esfuerzo sin paliativos de Nigel De Jong en el centro del campo del equipo, la entrega hasta el desaliento del holandés permitía dejar fluir la magia de David Silva y la exuberancia de Yaya Touré.

Su espíritu batallador convirtió a Nigel De Jong en uno de los favoritos de los fans, pero los tiempos cambios y ahora en la sala de máquinas del equipo de Pep Guardiola brilla el refinamiento de Rodrigo.

Para Nigel se trata de una evolución natural dada las particularidades de los equipos de Mark Hughes primero y Roberto Mancini después y el actual equipo de Guardiola. “El juego hoy en día requiere de un centrocampista defensivo con capacidad para jugar el balón”.

“Especialmente por la forma que tiene el City de jugar, también el Barcelona o el Liverpool. Todos ellos tienen centrocampistas defensivos dotados para mover el balón. Esto se debe, evidentemente, a los entrenadores”.

WATCH: Real Madrid 1–2 City: resumen

“Pep Guardiola es uno de los mejores entrenadores del mundo y su estilo de juego requiere un mediocentro con estas habilidades. Esto hace diferente el juego del City”, explica De Jong, que tras dejar Manchester en 2012 ha vestido las camisetas del Milan, Los Angeles Galaxy, Galatasaray, Mainz 05 y actualmente milita en el Al-Shahania de Qatar.

Así entonces, ¿cómo se desarrollaría Nigel De Jong el contexto del fútbol actual?

“Ciertas acciones son más complicadas ahora. El ‘tackling’ no morirá porque forma parte del juego, aunque hoy en día es más complicado. Tengo confianza en mis habilidades. La confianza es parte fundamental del juego, así que podría adaptarme”.

De Jong llegó al City en 2009 y su papel fue esencial en los primeros pasos que llevaron al Club a asentarse entre los equipos punteros del fútbol inglés. Cerró su etapa con un título de la Premier League y una FA Cup (2011). Sigue siendo uno de los favoritos de los seguidores, una relación “especial” para él.

“Significa mucho para mí. Regresé para el homenaje de Vincent Kompany y recibir todo el cariño que recibí siete años después significa mucho para mí”.

“Jugué con pasión y los seguidores lo vieron y lo apreciaron. Amo Manchester y amo a los seguidores. Fueron tres grandes años”.

CITY+ | Gratis para Cityzens hasta que regrese el fútbol