Rebobinamos a 2012 para encontrar la primera gran entrevista con el nuevo delantero Sergio Agüero. Por entonces no sabíamos qué sucedería…

Camino de los 30 goles en su temporada de estreno en Inglaterra, Sergio Agüero no podría haber soñado un primer año mejor en el City. Quizá una medalla de campeón de la Premier League hubiese sido la guinda al pastel. Sucediese lo que sucediese a final de campaña, el futbolista de 23 años había impresionado, convirtiéndose en uno de los favoritos de la afición ciudadana.

La vida sonríe al delantero argentino, que salió de La Liga en busca de un nuevo reto en lugar de tomar la fácil decisión de recalar en uno de los dos grandes de España. El idioma, el estilo de vida y el clima hubiese sido más de su grado y del de su familia si hubiese firmado por uno de los rivales del Atlético de Madrid. Sin embargo, quiso abrir sus horizontes y escogió firmar por el City.

Tanto su dedicación como su calidad ha hecho que ganase una legión de seguidores cuando dio inició la temporada, especialmente tras su debut ante el Swansea. Por aquel entonces, ¿imaginaba que se convertiría en uno de los favoritos de la afición tan rápidamente? “Siempre es gratificante que los aficionados te consideren un miembro importante del equipo”, dijo. “Escuchar el eco de tu nombre en el estadio… hace que quiera darles aún más cuando salto al campo”.

Camino de los 30 goles en su temporada de estreno en Inglaterra, Sergio Agüero no podría haber soñado un primer año mejor en el City. Quizá una medalla de campeón de la Premier League hubiese sido la guinda al pastel. Sucediese lo que sucediese a final de campaña, el futbolista de 23 años había impresionado, convirtiéndose en uno de los favoritos de la afición ciudadana.

La vida sonríe al delantero argentino, que salió de La Liga en busca de un nuevo reto en lugar de tomar la fácil decisión de recalar en uno de los dos grandes de España. El idioma, el estilo de vida y el clima hubiese sido más de su grado y del de su familia si hubiese firmado por uno de los rivales del Atlético de Madrid. Sin embargo, quiso abrir sus horizontes y escogió firmar por el City.

Tanto su dedicación como su calidad ha hecho que ganase una legión de seguidores cuando dio inició la temporada, especialmente tras su debut ante el Swansea. Por aquel entonces, ¿imaginaba que se convertiría en uno de los favoritos de la afición tan rápidamente? “Siempre es gratificante que los aficionados te consideren un miembro importante del equipo”, dijo. “Escuchar el eco de tu nombre en el estadio… hace que quiera darles aún más cuando salto al campo”.

El estilo de Agüero lo convierte en un jugador difícil de defender. Con talento, trabajador y bueno técnicamente, el número 16 había marcado ya algunos goles espectaculares, pero también estuvo cerca de anotar el gol perfecto en muchas jugadas en las que se deshizo de tres o cuatro rivales para quedarse cerca del gol. ¿Era justo esperar mucho más del Kun la siguiente temporada?

“¡Eso espero!”, dijo sonriendo. “Nunca me escondo a la hora de ayudar al equipo. Si eso significa que a veces tengo que intentar cosas un poco distintas, entonces mejor. Me alegra lo mismo marcar con un rechace o desde cerca si eso ayuda al equipo. Los goles colectivos son geniales para todo, pero si de vez en cuando puedo hacer algo memorable no me veréis quejándome”.

“Cada gol es especial, disfruto de cada uno que marco. Simplemente lo celebro como me apetezca en ese preciso instante, nada planeado. Será por mi sangre latina, los argentinos somos muy apasionados. El fútbol es nuestra pasión, es mi pasión. Así de simple”.

Su popularidad es universal, y su buena relación con los aficionados es evidente en cada partido. ¿Pero cómo comparó el apoyo recibido en Manchester con el que recibió previamente en sus clubes en España y Argentina?

“Disfruto”, comentó. “Tuve la suerte de tener un buen recibimiento en cada club en el que he estado. Pasó en Independiente de Avellaneda, también en el Atlético de Madrid y luego aquí. Los aficionados de cada equipo son distintos, pero todos comparten una misma pasión por su equipo. Es cierto que a veces lo expresan de formas distintas, pero el sentimiento es el mismo. Para mí, tener este tipo de relaciones es un privilegio. Me reconforta y me inspira”.

“Sobre la mudanza a Inglaterra, creo que me he adaptado muy bien a la vida en Manchester, y eso que tampoco llevo mucho tiempo. La gente del club y mis compañeros me han apoyado mucho, sobre todo Pablo Zabaleta, que ya lleva aquí bastante tiempo. Todos me han hecho sentir como en casa. Quizá me gustaría conocer más la ciudad o las afueras un poco más, pero tampoco tengo mucho tiempo libre. Pero lo que he visto me ha parecido bonito. Me siento en casa aquí”.

Algo que le haría sentir mejor sería ganar la Premier League, algo que el argentino estaba convencido de que sucedería más pronto que tarde.

“¿Por qué esperar a la próxima temporada si podemos ganarla esta?”, sonríe. “Luchamos hasta el final. Queremos conseguirla, y que vaya a ser duro, creemos que podemos ganar la Premier League esta temporada. Ganar títulos va de no rendirse, y nosotros no lo hacemos nunca. Quiero ganarla esta temporada, y luego ganar muchas más con el City”.

Y así fue.