Ante el nuevo campeón de la Premier League, el Manchester City debe mostrarse a la altura, según el lateral francés.

Habrá pasillo al campeón en su visita al Etihad Stadium tal y como confirmó Pep Guardiola tras la victoria ante el Newcastle, y Benjamin Mendy pide a sus compañeros que esa sea la única concesión que reciba el Liverpool. El francés quiere que el equipo celeste muestre sus propias credenciales, que demuestre su calidad.

“Lo que han hecho es increíble”, dijo Mendy en referencia al equipo de Jürgen Klopp. “Contra ellos necesitamos enseñar que hemos ganado las liga dos veces y que queremos vencerles. Será un buen partido para nosotros y también para ellos”.

Con el título liguero confirmado, el City vuelve su atención a la FA Cup y la Liga de Campeones, los dos torneos en los que aún tiene opciones. En caso de conquistar ambos trofeos, y junto a las conquistas ya realizadas en la Community Shield y la Copa de la Liga, los celestes podrían sumar cuatro títulos esta campaña, tal y como hicieron en la anterior.

Mendy ha visto los éxitos de su equipo desde la banda en dos temporadas frustradas por las lesiones. Fue una figura importante en los dos títulos consecutivos en la Premier League, pero siempre en un segundo plano. El francés aún no ha disputado ninguna final copera como ciudadano, y solo vio desde el banquillo el triunfo ante el Aston Villa en Wembley el pasado mes de marzo.

Es por ello que Benjamin tiene hambre de éxito. Quiere ganar y celebrar sobre el césped, y devolver el apoyo recibido por Guardiola y su equipo técnico así como del resto de sus compañeros. “Siempre que Pep decía que me echaba de menos me alegraba”, explicó Mendy. “Es algo bonito y me emocionó. Quiero demostrar lo que puedo hacer. Creo que él ya lo sabe, pero quiero enseñárselo a la afición del Manchester City y al mundo”.

“Primero al Manchester City, porque es mi equipo, porque quiero a este equipo y quiero darlo todo porque lo merecen después de lo que hicieron por mí durante dos años mientras ganaban títulos. Jugué unos pocos partidos, pero la verdad es que ganas y no sientes lo mismo. Estoy contento, pero no siento lo mismo. Quiero luchar y decir que ayudé a mi equipo a ganar títulos”.