Resúmenes

Villa 1-2 City: resumen

El Manchester City vence al Aston Villa para conquistar su tercera Carabao Cup consecutiva.

Mandaron en el inicio los villanos. Anwar El Ghazi gozó de la primera ocasión del partido cuando cabeceó un balón que salió fregando el travesaño de la meta de Claudio Bravo. Se llevaban tres minutos de juego, pero solo seis más tarde el portero que respiró aliviado fue Orjan Nyland. No terminó generando el mismo peligro Sergio Agüero con su cabezazo, que salió más alto que el de su rival en el otro fondo de Wembley.

A partir de esa jugada, el City se adueñó de la pelota. Poco después lo haría del partido. Agüero abrió el marcador a los 20 minutos aprovechando un pase atrás de Phil Foden con la cabeza. El argentino, que notó tres goles batiendo dos récords en el partido liguero en Villa Park, volvía a ver puerta ante el Aston Villa.

Rodrigo buscó y encontró a Foden en el primer tanto. Y el centrocampista español fue el encargado de ampliar la ventaja ciudadana diez minutos más tarde ganando el salto en un saque de esquina para batir nuevamente a Nyland.

Siguió controlando el City, durmiendo el partido y a su rival. Esperando el momento para rematarlo. El choque se parecía cada vez más al 6-1 de enero, pero al borde del descanso se dibujó un nuevo escenario de cara al segundo tiempo. A cinco minutos del final del primer tiempo, un balón en largo buscó a El Ghazi en el campo del City. Y lo encontró gracias a un tropezón de John Stones, que no pudo seguir a su par y solo pudo observar como el futbolista holandés colgó el esférico al área para que Mbwana Samatta redujese la ventaja ciudadana.

No afectó el golpe al Manchester City, que regresó al césped para dominar el resto del choque. Pese al control y los intentos, los de Pep Guardiola no pudieron anotar un tercer tanto que prometiese un final de partido tranquilo.

Lo intentó Foden con una semivolea a los siete minutos de la reanudación. Rodrigo quiso repetir tras un saque de esquina, pero su cabezazo en el minuto 73 lo tapó plácidamente Nyland, que también salvó las voleas de Agüero y Bernardo Silva ya en los últimos instantes de una final que tuvo emoción hasta el final.

Claudio Bravo, que gozó de una tarde relativamente tranquila en Wembley, apareció a dos minutos del final del partido para sacar un cabezazo de Björn Engels que amenazaba con igualar el marcador. Entre el meta chileno y el poste deshacieron la única ocasión clara que los villanos tuvieron en la segunda parte.

Al remate, el Manchester City ganó su tercera Copa de la Liga consecutiva.

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?