El Manchester City no concede treguas. El Tottenham, rival de los de Pep Guardiola al frente de la clasificación de la Premier League, sucumbió por 4-1.

El Manchester City no concede treguas. El Tottenham, rival de los de Pep Guardiola al frente de la clasificación de la Premier League, sucumbió por 4-1.

En la jornada 18 de la Premier League, un rival de empaque visitaba el Etihad Stadium. El Tottenham terminó con las rachas positivas del propio City y el Chelsea la pasada campaña y llegaba a Manchester dispuesto a repetir hazaña. Pep no sabía aun lo que era ganar a los Spurs. Ahora ya sí.