Tras conquistar la Carabao Cup, el City regresa a la competición de liga ante el Arsenal.