El arquero fue decisivo para que el City alcanzara los cuartos de final de la Carabao Cup.

Claudio Bravo fue el héroe de la clasificación del City para los cuartos de final de la Carabao Cup.

El meta chileno protagonizó una sensacional actuación a lo largo de los 120 minutos de juego y fue decisivo en la tanda de penaltis, al detener dos de los tres lanzamientos del Wolverhampton.

Bravo pasó ante las cámaras de CityTV para dejarnos sus impresiones tras una jornada para el recuerdo.