Lo sentimos, pero no hay premio para quien acierte quién fue el mejor jugador del partido en la goleada ante el Watford. Es demasiado fácil.

Sergio Agüero disparó ocho veces y marcó tres tantos. También creó tres ocasiones más y tuvo un acierto en el pase del 86%. Una actuación soberbia.

Analízalo, o simplemente disfruta del partido del argentino en Vicarage Road.