El Mago abrió el marcador en la victoria en el derbi de Manchester frente al United.

El Mago abrió el marcador en la victoria en el derbi de Manchester frente al United.

La tensión y las ganas fueron evidentes. Nadie retiraba la pierna, todos peleaban hasta el final por cada balón. Ocurrió superada la media hora de juego, cuando el City acumulaba más ocasiones y más peligrosas.

Cuando menos se jugaba, David Silva abrió el marcador. Recogió un balón suelto tras un saque de esquina para batir a De Gea al borde del descanso.