Sean Riley se ha perdido un solo partido del City en 28 años.