Así se vivió desde el túnel de vestuarios un partido intenso con cinco goles, una expulsión y tres puntos que se quedaron en el Etihad Stadium.

Sergio Agüero abriría el marcador en el minuto 24 para convertirse en el máximo goleador no europeo de la historia de la Premier League

Sadio Mané sería expulsado por una falta peligrosa sobre Ederson antes del descanso. Hubo tiempo de que Gabriel Jesus ampliara la ventaja cityzen antes del término del primer tiempo.

En el segundo, el propio atacante brasileño anotó un nuevo tanto antes de ser sustituido por Leroy Sané, que cerraría el partido añadiendo dos goles más al marcador.