Una noche en la que brillaron las estrellas más jóvenes.

Leroy Sané abrió su cuenta goleadora en la campaña 2018/19, aunque el alemán no pudo evitar que un joven City cayerá frente al Liverpool en la International Champions Cup.

Mohamed Salah igualó la contienda poco después de entrar al partido, y Sadio Mané logró la victoria para los de Merseyside con un gol de penalti en el tiempo de descuento.

Fue una buena noche para los jóvenes cityzens, pero el sabor que queda es agridulce. Pese al resultado, mucho a destacar por Pep Guardiola sobre sus pupilos.