El Manchester City visita al Tottenham en la 25ª jornada de la Premier League.

Los vigentes campeones de la Premier League y los subcampeones de la Liga de Campeones se encontrarán en un escenario poco deseado por ambas escuadras a principios de temporada.

Aunque los mancunianos son segundos, los 19 puntos de diferencia con respecto al liderato no ofrece muchas esperanzas a los discípulos de Pep Guardiola para que ganen el tercer título consecutivo, algo que, por el contrario, sí podría lograr en la Carabao Cup después de eliminar al Manchester United y plantarse en su tercera final seguida.

Peor es la situación clasificatoria para los londinenses. Los Spurs, que no ganan la liga desde la temporada 1960/61, eran unos de los principales candidatos al título. Más después de sorprender en Europa alcanzando la final de la Liga de Campeones la pasada temporada. Nada más lejos de la realidad. Recién estrenado el año 2020, las opciones son nulas. Sextos, con 34, el equipo ahora entrenado por José Mourinho pugna por asegurarse un puesto en competiciones europeas. Empatan con Manchester United y Wolverhampton Wanderers, habiendo una sola plaza de Europa League a repartirse entre los tres. Seis puntos por encima está el Chelsea, que marca la frontera con la Liga de Campeones. Y 36 puntos más arriba, su verdugo en el Metropolitano de Madrid, el Liverpool.

No es un juego menor pese a las pocas opciones de campeonato para ambos equipos. Son varios los argumentos que auguran un partido eléctrico. Aumentan las chispas que saltan cuando Manchester City y Tottenham Hotspurs se encuentran, una rivalidad ganó en relevancia en las últimas temporadas por las pugnas que ambos han protagonizado tanto en Liga de Campeones como en la propia Premier League.

Partidos con chispa

Ya sea por la cantidad de goles, por el orden de los tantos, o por las consecuencias de un triunfo o una derrota. Por juego, por tensión. Los enfrentamientos en los últimos años entre estos equipos han dado que hablar, y han terminado siendo cruciales en las temporadas tanto de City como de Spurs, como cuando los blancos vencieron en el Etihad en febrero de 2016 para superar a los celestes en la clasificación y apartarlos de la lucha por título que terminó ganando el Leicester.

WATCH: Short Highlights: City v Tottenham

En abril de 2018, los de Pep Guardiola visitaron Wembley, que sirvió de hogar temporal al Tottenham mientras reconstruía su propio estadio. Ganaron contundentemente, con solvencia. 1-3, con goles de Gabriel Jesus, Ilkay Gündogan, y Raheem Sterling. El día siguiente, el Manchester City ganaba su primera liga con Pep en el banquillo celeste.

Cuando el Tottenham se mudó finalmente a su estadio la pasada temporada, los ciudadanos fueron los primeros visitantes en competición europea. Ganaron los Spurs con un gol de Heung-min Son y gracias a que Sergio Agüero erró un penalti al principio del partido, la ida de los cuartos de final. Es el único precedente del Manchester City en el flamante estadio del norte de Londres. El partido que pasó a la historia fue la vuelta, cuando a los mancunianos no les valió igualar la eliminatoria a los cuatro minutos, ni remontar los dos posteriores tantos rivales. Especialmente por la aparición del VAR en los minutos finales para anular el tanto de Sterling que daba la clasificación al City en el descuento. No valió y el Tottenham pasó a semifinales.

Se repitió la historia en el último precedente, en el choque de la segunda jornada de la presente Premier League. Dos veces se pusieron por delante los ciudadanos y dos veces igualaron los Spurs, que se vieron aliviados cuando el VAR entró para anular un tanto de Gabriel Jesus en el descuento por unas manos previas de Laporte y garantizar el reparto de puntos.

José y Pep

Para la historia quedó la rivalidad que los actuales entrenadores de Tottenham y City vivieron durante su etapa en la liga española. Uno dirigió al Real Madrid y el otro al Barcelona, ambos compitieron por todo, aunque el portugués solo derrotó en dos ocasiones al catalán en once partidos.


                        Un clásico reciente

Cinco veces ganó Pep ante el Real Madrid de Mourinho, y tres veces más derrotó a su homólogo cuando ambos llegaron a Manchester en 2016. El domingo volverán a verse las caras.

Altas y bajas

Leroy Sané es el único futbolista celeste en la enfermería, pese a que nada asegura la participación de Aymeric Laporte. El central francés reapareció ante el Sheffield United para jugar casi 80 minutos después de cinco meses de ausencia y luego no apareció más. Las molestias de Fernandinho, que amplió su contrato con el City un año más, podrían favorecer la participación de Laporte, aunque también la del joven Eric García.

Si el centrocampista brasileño terminase saltando al Tottenham Stadium cumpliría 300 partidos con el Manchester City.

En el sur de Inglaterra, la baja más relevante es la de Harry Kane. Un mes de baja cumple el delantero inglés, que podría no volver a vestirse de corto hasta abril.