Manchester City y Everton abren 2020 midiéndose en el Etihad Stadium, con las miradas puestas en los hombres que dirigen los banquillos de los equipos azules de Manchester y Liverpool: Pep Guardiola y Carlo Ancelotti.

Ambos forman parte de un exclusivo grupo de personalidades que han sido capaces de ganar la Liga de Campeones como jugadores y como técnico. Tres para Pep Guardiola, una como futbolista (1992) y dos más como entrenador del FC Barcelona (2009 y 2011), y cinco para Carlo Ancelotti. El italiano conquistó dos en su etapa como jugador, ambas con el AC Milan (1989 y 1990) con quien ganaría dos más como director técnico del club rossonero (2003 y 2007), y una como entrenador del Real Madrid (2014).

El italiano sucedió al catalán en el Bayern de Múnich, ganando la Bundesliga en 2017 como hizo el ahora entrenador del Manchester City en sus tres años en Alemania. Son dos de los mejores entrenadores del mundo, y esta será la primera vez que se encuentren en Inglaterra.

Un recién llegado que no lo es tanto

Ancelotti aterrizó en Liverpool cuatro días antes de Navidad, pero la experiencia en Goodison Park no será su estreno en la Premier League. El Chelsea se hizo con él para tratar de replicar el éxito cosechado durante su etapa en San Siro.

WATCH: City and Gatorade: Science of Success

Solo duró dos años en Stamford Bridge, pero tuvo tiempo de conquistar y celebrar un doblete en su campaña de debut. Pese a la fama de utilizar un estilo de fútbol defensivo, su Chelsea fue el primero en marcar más de 100 goles en una temporada de Premier League (un récord, por cierto, que ya rompió el City de Guardiola en la temporada 2017/18).

Quedó segundo en su segunda temporada, algo que no bastó para mantener el puesto. Sus 67 victorias en 109 no le valieron para seguir, pero su récord, no solo en el fútbol inglés, sugiere que el Everton mira hacia arriba con su contratación.

Un paso adelante

David Moyes llegó al banquillo de Goodison Park en 2002 para tratar de salvar al Everton del descenso. Lo logró, y durante los siguientes once años aupó a los toffees a la parte media-alta de la Premier League, clasificándose para competiciones europeas hasta en cuatro ocasiones.

No ha habido sustituto que cuajase tras la salida del escocés. Nombres de relevancia internacional como el de Ronald Koeman o de demostrada experiencia en el fútbol inglés como Roberto Martínez no dieron con la tecla. Tampoco lo hizo Marco Silva, que fue destituido después de ganar solo dos partidos de los once últimos que dirigió en la Premier League.

WATCH: City 3-1 Everton: Brief highlights

Con dos victorias en sus dos primeros partidos, ante Burnley y en casa del Newcastle United, el italiano ha tomado las riendas del trabajo iniciado por Duncan Ferguson, entrenador interino durante la transición entre Silva y Ancelotti. Con Ferguson, leyenda del club, el Everton mejoró sus actuaciones y también los resultados. Tres partidos dirigió Ferguson, tres partidos puntuando. Ganó ante Chelsea y empató ante Manchester United y Arsenal para mejorar el ambiente en el vestuario, y también la conexión entre club y grada.

“Es genial trabajar con Carlo”, dijo Jordan Pickford recientemente. El portero del Everton destacó, no solo la llegada del entrenador italiano, sino también la situación en la que se ha encontrado al vestuario toffee a su llegada. “Ha intentado mejorar un par de cosas, necesitaremos tiempo para adaptarnos pero estamos construyendo un gran carácter de equipo. Duncan trajó un poco mentalidad luchadora, que siempre es crucial. El nuevo entrenador nos ha dejado claro que quiere que juguemos a fútbol, pero que también mostremos garra”. El City deberá arrancar 2020 concentrado, atento. No puede perder comba si pretende arrebatar el segundo puesto al Leicester y si quiere jugar Liga de Campeones la próxima temporada. Está avisado.