Tras medirse en la Carabao Cup, Manchester City y Southampton se encontrarán el sábado en la Premier League.

No peligró la victoria del City del pasado martes. Nicolás Otamendi abrió el marcador a los 20 minutos y el partido se puso de cara para los celestes, que aún celebraron dos goles más. Tuvieron opciones los discípulos de Pep Guardiola para cosechar un triunfo todavía más holgado, pero el pase a los cuartos de final de la Copa de la Liga, y también la experiencia adquirida es premio suficiente, sobre todo para jóvenes como Phil Foden, Eric García o Tommy Doyle, que debutó con el primer equipo en el Etihad Stadium.

Guardiola dio descanso a hombres clave como Kevin De Bruyne, David Silva o Bernardo Silva, por lo que la amenaza del City podría ser mayor el sábado en la Premier League que la que el Southampton soportó el martes por la noche en la Carabao Cup.

Los hombres de Ralph Hasenhüttl salieron dispuestos a defender atrás, a mantener su meta a cero y tratar de golpear con velocidad a la contra. Jack Stephens marcó a quince minutos para el final, aunque el City siguió controlando y evitó que el partido se les fuera de las manos.

Presumiblemente, el técnico alemán presentará el sábado un plan similar. Tomará especial relevancia la capacidad del Manchester City de mover el balón, y a su rival, y sobre todo su acierto cara a la meta que defenderá Angus Gunn. El exguardameta del City regresará al Etihad Stadium una semana después de encajar nueve goles en la derrota que empujó a su equipo a la zona de descenso. Hasenhüttl ofreció la posibilidad de un cambio bajo palos después de mostrarse satisfecho con el trabajo de Alex McCarthy el pasado martes ante el City.

Sin bajas, el Southampton recuperó a Moussa Djenepo y a Cédric esta semana, aunque el partido ante el Manchester City llega demasiado temprano para ellos. Los celestes, por su parte, solo cuentan con las bajas ya conocidas de Rodrigo, Aymeric Laporte y Leroy Sané.

Partido de transistores

Coinciden los partidos de los dos primeros clasificados este fin de semana. Manchester City y Liverpool jugarán el sábado a las tres de la tarde en Inglaterra. Los mancunianos son segundos, seis puntos por detrás de los hombres de Jürgen Klopp, que se medirán al Aston Villa, última víctima ciudadana en la Premier League.

Un pinchazo rojo y una victoria celeste en la 11ª jornada liguera recortaría la diferencia entre ambas escuadras a tres puntos, con la cita en Anfield entre Liverpool y City programada para el próximo fin de semana.