El Manchester City visita gales para medirse al Newport County en la 5ª ronda de la FA Cup.

Desde hace un mes, el City viene jugando dos partidos por semana. Con la llegada del año nuevo, lo hizo también el inicio de la FA Cup para los equipos de la Premier League. La lucha por el liderato liguero se intensificó, con los celestes dando caza al Liverpool, y además, alcanzando su segunda final consecutiva de Carabao Cup.

Se estrechó el calendario, pero los muchachos de Pep Guardiola respondieron. La derrota ante el Newcastle en el 29 de enero fue el único tropiezo de un equipo que ha ganado diez de sus once partidos disputados en 2019 hasta la fecha.

Uno de ellos fue ante el Rotherham United. Ante el equipo de la segunda división inglesa, el Manchester City se impuso por 7-0 para sacar el billete a la 5ª ronda de la FA Cup. Allí espera ahora el Newport County, de cuarta categoría.

Los galeses están siendo una de las grandes sorpresas de la presente edición de la competición más antigua del mundo. Bajo la tutela de Michael Flynn, los de Rodney Parade han hecho de su estadio un feudo inexpugnable. Allí han caído Middlesbrough y Leicester City, de Championship y Premier League respectivamente, en la presente edición de la FA Cup, donde el County también despachó al Metropolitan Police y al Wrexham, su máximo rival, por 4-0 tras empatar sin goles en el Racecourse Ground.

Ocuparon posiciones de promoción de ascendo durante la primera parte de la campaña, pero poco antes de estrenar año empezó su caída hasta la zona templada de la clasificación, coincidiendo con la mayor carga de partidos coperos.

A Flynn le motiva el compromiso, y en la rueda de prensa previa aseguró que si los suyos conseguían echar al City, lograrían la eliminación más sorprendente de la historia de la FA Cup. Una de sus bazas será no solo la necesidad de rotar del Manchester City, que afronta la vuelta de la Liga de Campeones y la primera final de la temporada la semana que viene, sino también el estado del césped. Aunque Pep Guardiola restó importancia al estado de la superficie que pueden encontrarse en Gales.