Una victoria del Manchester City sobre el Shakhtar Donetsk colocaría a los de Pep Guardiola automáticamente en la próxima ronda de la Liga de Campeones.

Da comienzo una semana importante. Dos partidos en la agenda, y mucho en juego. Antes de recibir al Manchester United el próximo domingo en la Premier League, el City podría sellar el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones si vence en su compromiso intersemanal.

Será el miércoles cuando el Shakhtar Donetsk se juegue una de las últimas balas que guarda en su cartuchera para alcanzar la fase eliminatoria de la competición. Necesitan ganar. De lo contrario, únicamente quedaría en juego el otro billete. El Olympique de Lyon podría hacerse con él si vence al Hoffenheim en el otro partido del grupo.

Pese al margen que aún tendría para solventar la primera fase, para Pep Guardiola “cada partido es una final después de perder puntos contra el Lyon”. Tanto el técnico catalán como Kyle Walker, que también participó en la rueda de prensa previa al partido, hicieron hincapié en el objetivo para esta semana. Primero el Shakhtar, después el United.

Ilkay Gündogan y Nicolás Otamendi están listos para regresar a un equipo cuyas únicas bajas son las ya conocidas de Kevin De Bruyne, Claudio Bravo y Eliaquim Mangala.