Riyad Mahrez ha recibido el alta y regresará a los entrenamientos esta semana tras recibir un golpe en el tobillo.

El recién llegado tuvo que abandonar el partido del sábado frente al Bayern de Múnich, después de que Chris Richards lo derribase.

Hay imágenes del propio Mahrez llevando una bota protectora en su pie izquierdo a su regreso a Manchester. Sin embargo, el escáner al que se sometió hoy reveló que no hay ningún daño significante, y podría participar en la Community Shield este fin de semana frente al Chelsea.