Los jugadores del City han dejado huella en Rusia.

X para el Factor X

Hasta once jugadores del City, de los 16 que se desplazaron a Rusia, llegaron a los octavos de final. Siete, en Francia, Bélgica e Inglaterra, han peleado por un puesto en la final. Su aportación ha sido decisiva en sus selecciones camino de Moscú.

Benjamin Mendy será el único de los representantes del City con opción a levantar el trofeo en Mpscú, pero después de una primera temporada en Manchester marcada por una grave lesión de rodilla, su papel en el equipo que dirige Didier Deschamps ha sido, prácticamente, testimonial: cuarenta minutos en el último encuentro de la fase de grupos.

Bélgica e Inglaterra conocieron el amargo sabor de la decepción tras caer en las semifinales. La actuación de los internacionales del City ha sido determinante en el buen torneo de los equipos de Robert Martínez y Gareth Southgate. Pep Guardiola tendrá seis de sus hombres luchando por el bronce.

Kompany y De Bruyne fueron vitales en la histórica victoria de Bélgica ante Brasil en cuartos que devolvió a los europeos a una semifinal de un Mundial 32 años después. El capitán fue vital en el primer gol del encuentro en cabecear un balón que su compañero en Manchester, Fernandinho, introdujo en el fondo de su portería de forma involuntaria. Con problemas físicos, la irrupción de Vincent en Rusia fue tardía, pero decisiva para los suyos.

Del máximo protagonismo, en cambio, ha gozado De Bruyne. Uno de los motores del equipo de Martínez. Kevin además fue el autor del segundo gol belga ante Brasil en cuartos. Sin duda, un Factor X para Bélgica.

También lo han sido para Inglaterra, Stones y Walker, por su solidez defensiva, y Sterling, uno de los fijos en ataque para Gareth Southgate. El equipo rozó la final, adelantándose en el marcador ante una Croacia que logró sobreponerse al gol de desventaja para sellar su plaza a la final (2-1) ante Francia.

 Sin duda, los jugadores del City han dejado huella en Rusia.