El jugador del Manchester City ganó ayer con su país la Copa del Mundo 2018.

Francia superó por 4-2 a Croacia en la final del Luzhniki Stadium, en Moscú. Así pues, el defensa del City regresará a Manchester con la medalla de oro tras su paso por el Mundial de Rusia.

Mario Mandžukić abrió el marcador, pero con un gol en propia meta que puso por delante a Francia. Ivan Perišić empató pocos minutos después con un potente disparo desde el balcón del área.

El propio Perišić paró la trayectoria del balón con su mano, dentro del área, y Antoine Griezmann puso de nuevo a los galos arriba desde los once metros. Faltaban siete minutos para el descanso.

Tras la reanudación, Paul Pogba anotó desde la frontal con pierna izquierda para poner el 3-1 en el marcador.

Frente a Argentina, en el encuentro de octavos de final, Kylian Mbappé se convirtió en el primer adolescente que anotaba un hat-trick desde Pelé ante Suecia en el Mundial de 1958. El astro brasileño también marcó en la final de aquella Copa del Mundo. Ha habido que esperar 60 años para que otro adolescente marcase en la final. De nuevo Mbappé, para poner el 4-1 en el marcador.

Mandžukić presionó a Hugo Lloris y aprovechó el error del meta francés para reducir distancias en el marcador, pero no lo suficiente. 20 años después de ganar su primer Mundial, Francia lograba su segundo, convirtiéndose en el sexto país en haber sido campeón del mundo en más de una ocasión.

Todo el Manchester City felicita a Benjamin y al resto de la selección francesa por ganar el campeonato.