Crónica del partido

¡Campeones de Inglaterra!

¡Campeones de Inglaterra!
Sin imagen

Y menudo epitafio se le ha dado a esas dos palabras en una temporada en la que los récords de los hombres de Mancini caían como muchas hojas durante una tormenta de otoño.

Al final el margen del éxito sobre los rivales del United fue la diferencia de goles, pero pocos negarán que éste fue el año del cielo azul desde el principio hasta un glorioso final.

Dieciocho victorias en casa y un empate fueron la base sobre la que se construyó el primer título liguero de la máxima categoría en 44 años.

La última y más dramática de ellas llegó esta tarde ante el QPR gracias al primer gol de Pablo Zabaleta esta temporada – el tempo lo es todo en esta vida --  y dos goles en los últimos cinco minutos de la temporada más increíble de la historia de la Premier League.

Edin Dzeko y Sergio Agüero fueron los hombres que marcaron los goles de la victoria y transformaron la desesperación en delirio.

No fallaron con el tiempo de descuento ya en marcha y con los aficionados del United abriendo el champán y afilando sus insultos.

Los nervios de antes del partido no mejoraron cuando los vecinos marcaron en el campo del Sunderland, pero se rebajaron seis minutos antes del descanso cuando una jugada creada entre Yaya Touré y Samir Nasri fue finalizada por un Zabaleta que consiguió batir al portero Paddy Kenny.

La fiesta comenzó temprano y en ningún lugar se disfrutó más que en la grada, donde el drama estaba siendo seguido por los mitos vivientes de 1968, que no podían aguantar las lágrimas.

Lo que vieron fue a un equipo que había enterrado sus demonios y que supo manejar como nadie las subidas y bajadas que tuvieron lugar fuera del campo para recortarle al United una diferencia casi insalvable de ocho puntos y dejar al resto de la Barclays Premier League con la boca abierta de admiración.

En cuatro cortos años, el City ha pasado de ser un equipo que perdió su rumbo y el último partido 8-1 en Middlesbrough a tener confianza en sí mismo, desarrollarse, y ser un club socialmente responsable que muchos piensan que puede mandar a nivel doméstico y en Europa en las próximas temporadas. ¡Gracias Abu Dhabi!

Mancini, siempre consciente de la superstición y del estado de forma de su equipo, alineó a los mismos jugadores que derrotaron por 1-0 al United y Newcastle en dos partidos épicos.

Una muestra del poderío del City es que jugadores internacionales como Kolo Touré, Adam Johnson y David Pizarro, además de Owen Hargreaves, ni siquiera fueron invitados a formar parte de un banquillo de lujo.

Con un sol resplandeciente y el Etihad encendido, el City controló bien la pasión y arrancó el partido con la autoridad que se espera del mejor equipo de Inglaterra.

El QPR, que luchaba por la permanencia en el fondo de la tabla, con su tarjeta para librarse de la cárcel jugándose en el Britannia Stadium entre Stoke y Bolton, era perseverante pero limitado en sus ambiciones, algo sorprendente cuando necesitaba un punto para asegurarse la salvación y una cantidad estimada de 40 millones de libras.

Sin embargo, Mark Hughes sorprendió cuando decidió alinear juntos a Bobby Zamora y Djibril Cissé, aunque ambos pasaron más tiempo en su campo que en el del City.

El City tenía la posesión de balón pero no puso en problemas a Kenny durante buena parte de la primera mitad. Con once hombres por detrás del balón como tenía el QPR, era complicado romper las líneas de pase debido al marcaje sobre David Silva, Agüero y Touré, que se vieron obligados a disparar desde lejos.

La última participación de Joey Barton fue poco menos que positiva cuando fue expulsado por darle un codazo a Carlos Tévez y luego pateó a Agüero en su camino a los vestuarios.

Por entonces, los visitantes habían empatado después de que Cissé anotara sin ángulo tras un pase de Wright Phillips que peinó Joleon Lescott, y se habían puesto por delante con el tanto de Mackie.

Parecía el final para los Blues, que sufrieron dos grandes paradas de Kenny antes de que el cabezazo de Dzeko significara la igualada. Después, como durante todo el año, apareció Agüero para hacer el tanto del triunfo y llevar al City a un mundo maravilloso y a la historia.

¡Cero años!

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?